Penal bien pateado, ¿es gol? La ciencia responde

Los investigadores uruguayos Ernesto Blanco y Washington Jones hablan de física, estadística e incluso psicología, y afirman que el famoso penal que picó "el Loco" Abreu fue "la decisión correcta"


 

"La ciencia está presente en todo, también en el fútbol". Por eso el físico Ernesto Blanco y el biólogo Washington Jones han investigado varios aspectos vinculados a la biofísica de este deporte, donde la técnica, estadística e incluso la psicología juegan roles fundamentales. Con los penales, estos tres aspectos son cruciales.

Tal como explicaron los científicos uruguayos en entrevista con Lucía Brocal en el canal de noticias El Observador TV, la distancia entre el punto penal y el arco es muy corta. En consecuencia, el golero no tiene suficiente tiempo para evaluar la trayectoria de la pelota: debe tirarse una fracción de segundo antes. Pero eso no quiere decir que el movimiento sea al azar.

Según Blanco, el jugador hace una serie de señas y movimientos antes de patear el penal los cuales le permiten al golero predecir en 80% de los casos hacia dónde irá la pelota, al menos el palo. La posición de la cadera antes de golpear y dónde apunta el pie de apoyo son algunos de estos gestos que, explicó el físico, naturalmente varía de acuerdo con el "sesgo individual". El arquero tendrá que reaccionar casi automáticamente para interpretar el movimiento y actuar.

En este sentido, los científicos opinaron sobre el famoso penal que pateó Sebastián Abreu durante el Mundial de Sudáfrica 2010, en los cuartos de final, en el partido entre Uruguay y Ghana. Es decir, aquel que  "el Loco" picó. "Era la decisión correcta", afirmó Blanco, y agregó: "Hizo lo que tenía que hacer, era la mejor manera de patear el penal, lo que tenía que hacer por el equipo y para meter el gol".

"El Loco" la picó


Desde el punto de vista de la llamada "teoría de juegos" está demostrado que los goleros suelen tirarse a una u otra punta, no porque los números indiquen que se patea más a los extremos que al medio, sino por cuestiones psicológicas. "No vale lo mismo que te hagan el gol si vos te quedaste quieto que si te tiraste", dijo Blanco. En este último caso, "hiciste una acción, intentaste algo y, desde el punto de vista del público y de tu valoración como deportista, eso se evalúa como positivo".

"Los goleros se quedan en el medio mucho menos de lo que deberían. Entonces, si tengo que patear un único penal y tengo que hacerlo porque es decisivo (...), lo tengo que patear al medio, porque es el lugar en el cual es más probable que el golero no se quede", explicó el científico que protagonizó el programa televisivo Superhéroes de la física y que hoy coconduce una columna llamada Parábola Perfecta dentro del espacio Deportivo Uruguay de Radio Uruguay. Según la teoría de juegos, actualmente la efectividad de los penales se sitúa entre el 70 y 80%.

Pero no solo por esto Abreu acertó. También había notado que el golero de Ghana siempre se la jugaba por un palo. Esto surge de numerosas anécdotas contadas por él y por otros jugadores de la selección uruguaya, que ya sabían que la iba a picar. Y así fue. El resto es historia.

 

Aquí está la entrevista completa a Ernesto Blanco y Washington Jones en OTV:



 

Aquí están los penales entre Uruguay y Ghana durante el Mundial de Sudáfrica 2010, para recordar:



.

Comentarios