Peleas de cámaras

Cromo llevó al cuadrilátero fotográfico a las cámaras de tres smartphones de alta gama; estos son los resultados
La cámara de los smartphones es uno los elementos que más importa a la hora de elegir un nuevo teléfono. Por eso Cromo eligió tres modelos de alta gama: el Samsung Galaxy S6, el iPhone 6 de Apple y el Nokia Lumia 930, para ver cuáles son las mejores características de cada uno. Con la ayuda del editor de fotografía de El Observador, Armando Sartorotti, se los probó para ver cómo se defienden en algunas de las situaciones que más les cuesta resolver.

Con los teléfonos inteligentes, la rapidez es fundamental. Tanto en el iPhone 6 como en el Galaxy S6 hay un ícono de acceso rápido en la pantalla que abre la cámara en segundos. Por su parte, el Lumia 930 incluye un botón que permite abrir la cámara, pero solamente después de desbloquear la pantalla.

El Galaxy S6 y el Lumia 930 permiten manejar valores como el balance de blancos, velocidad de obturación o sensibilidad (ISO), algo útil para quien quiere tomarse su tiempo y experimentar.

De los tres, el que logró la mejor calidad de imagen y nitidez fue el Galaxy S6. Al igual que el Lumia 930, este teléfono cuenta con un estabilizador óptico, que contrarresta el movimiento de la mano al tomar una imagen, lo que afecta menos la calidad de las fotos cuando hay poca luz. El Galaxy S6 tiene una pantalla con resolución 2K, 2.048 píxeles por 1080, (a diferencia del iPhone 6, con 1334 por 750 y el Lumia 930, con 1920 por 1080), una diferencia notoria al momento de la captura.

Por su parte, el iPhone es el especialista en la simpleza y es excelente en capturar los colores de forma realista en diferentes escenas. No permite configuraciones muy complejas, por lo que es ideal para los momentos de apuro en que las situaciones deben resolverse rápido.

Luz de día con contraste


Los paisajes en los que hay zonas de sol y de sombra son de los más difíciles de fotografiar con un smartphone. Puede pasar que las primeras queden muy iluminadas o, por el contrario, que las otras queden muy oscuras. La cámara que mejor resolvió esto fue la del iPhone 6, a pesar de que tiene menos megapíxeles que el resto.

A su vez, el color es más parecido al del paisaje capturado. Si se compara el resultado del iPhone 6 con el del Lumia 930 se puede ver cómo las paredes y el cielo al fondo de la imagen están sobreexpuestos.

Si lo que se compara es la resolución, se destaca el Galaxy S6, que ofrece mayor nitidez en los detalles como las hojas de los árboles. Los 20 megapíxeles del Lumia no logran superar al Galaxy en la materia. La cámara con mayor ángulo es la del Galaxy S6, algo que permite incluir más información en la imagen.



Con poca luz


La oscuridad es otro de los ámbitos en los que a los smartphones les cuesta competir con las cámaras fotográficas, en especial cuando no tienen la ayuda del flash. La mejor nitidez la logra el Galaxy con gran ventaja y, aunque ninguno de los tres teléfonos logra que desaparezca el “ruido”, es el que más se acerca a hacerlo imperceptible.

Si se acerca la imagen en la fotografía capturada por el Lumia 930 hay mayor nitidez que en el iPhone 6. Aquí pesan los 20 megapíxeles de la cámara del Lumia 930. Apple mantiene los 8 de modelos anteriores y, aunque esto no define qué tan buena es la cámara, es algo que pesa al acercar.

En la zona donde hay un foco de luz, tanto el iPhone 6 como el Galaxy S6 sobreexponen la imagen, mientras que en el Lumia 930 las zonas oscuras casi no se perciben y tienen una tonalidad verdosa.



Detalle


Las texturas son ideales para estudiar la nitidez que son capaces de lograr las cámaras. Este pequeño monedero bordado sirvió, además, para probar cómo se comportan los smartphones cuando lo que se intenta mostrar es el detalle.

En el caso del iPhone 6 y el Galaxy S6, la distancia mínima a partir de la cual permitieron hacer foco rondó los 6,5 centímetros. El Lumia 930 lo logró casi en los 9. Los colores más precisos los consiguió el iPhone 6, lo que muestra su contundencia en diferentes situaciones para capturar tonalidades más realistas.

En el Lumia 930, los colores se ven más saturados y la imagen tiene más contraste pero logra mostrar el bordado con nitidez, mientras que en el Galaxy S6 se ven algo aclarados. Los mejores resultados en lo que respecta a la nitidez fueron del Galaxy S6 y del Lumia 930.



Cámara frontal


Con lo importante que son las selfis hoy, hay que hacerle un lugar a la cámara frontal. Los colores más realistas los tiene la cámara del iPhone 6, con 1,2 megapíxeles y una apertura de diafragma de ƒ/2,2.

Se puede ver cómo capturó el cielo sin que quede demasiado iluminado, aunque no logra el mismo contraste que el Galaxy S6 y el Lumia 930 y tiene un poco de ruido. En el caso de este último, la imagen también resulta con algo de ruido y en eso pesan la apertura de ƒ/2,4 del lente y su resolución de 1,2 megapíxeles.

En el Galaxy S6, la cámara tiene 5 megapíxeles. Su lente granangular tiende a deformar las imágenes y los rostros, especialmente en los extremos, un efecto que se debe a que, a diferencia del resto, cubre 120 grados. A su vez, cuando se trata de selfis, agrega su efecto de “rostro bello” que suaviza la piel. En cuanto a la calidad de imagen es, sin dudas, el mejor.





Acerca del autor

Comentarios