Path: sociable, pero con límites

Contra la masividad de las redes sociales más populares, este nuevo servicio propone un grupo cerrado de no más de 150 contactos, un sistema de mensajería aceitado y un diseño elegante


Path es una red social especialmente indicada para quienes buscan huir de la masividad de Facebook y Twitter; permite un máximo de 150 contactos, tiene un diseño elegante y cuenta con un sistema de mensajería que compite con Whatsapp. ¿Se necesita algo más?

Las redes sociales pueden despertar una especie de agorafobia digital. Demasiadas caras extrañas en la lista de contactos, amigos que no son tales, necesidad permanente de estar con la guardia alta, en fin, demasiado estrés para algo que supuestamente era divertido.

Basados en esta sintomatología, en 2010 un grupo de elegantes desarrolladores creó Path, una red ideada exclusivamente para teléfonos móviles, que comenzó como una especie de diario personal pensado para ser compartido entre el círculo de personas más cercanas y que hoy creció hasta tener un servicio de mensajería.

Quizá en el momento de su lanzamiento esta estilizada app –su diseño ha sido alabado y premiado hasta el hartazgo– estaba algo adelantada para el mercado de las redes sociales. El público parecía disfrutar el vértigo de sumar contactos, amigos, seguidores, y lo que fuera. Pero con el tiempo muchos se comenzaron a cansar de la sobreexposición y el exceso de información y fue ahí cuando Path encontró su filón.

El principal atractivo de esta red –disponible para iOS y Android– es que topea el número de contacto en 150, lo que obliga al usuario a ser muy selectivo con sus invitaciones. De ahí que una marketinera definición de Path es que se trata de “una red social íntima”. Casi un contrasentido que aquí adquiere lógica.

Esta app de descarga gratuita facilita al máximo la integración de los contenidos a través del móvil. La comunicación se estructura basada en una línea de tiempo en la que se sube todo tipo de mensajes: fotos (comenzó siendo una app para compartir fotos), textos, videos (no más de 10 segundos) y mensajes en audios (de una duración máxima de 20 segundos). En la versión 3 se hace mucho hincapié en esta funcionalidad; de hecho, cuando se crea un mensaje de inmediato se plantea la posibilidad de hacerlo por escrito o grabándolo, algo por demás práctico si se tiene en cuenta que es una aplicación ideada para teléfonos.

Además, Path posiciona los gustos personales del usuario como motivo central de la comunicación; las personas pueden compartir con su comunidad la música, libros y películas que prefieren. Para eso cuenta con un buscador que, en el caso de las películas y los libros, permite incorporar al mensaje una imagen de la portada o el afiche de la obra. Se puede incluso enviar un pequeño fragmento de la canción.

Pero lo más rupturista pasa por el lado de la mensajería, que permite la comunicación mano a mano o en grupos de charla. Algunos analistas creen que tiene el potencial para competir con gigantes como Whatsapp o Line. Para hacer más atractivo el servicio se han incorporado los stickers, que no son otra cosa que emoticones más cool y grandes que los habituales, diseñados por artistas reconocidos como David Lanham, Hugh MacLeod y Richard Perez. Se ofrecen de forma gratuita pero también se pueden comprar otros más exclusivos.

En comparación con otras redes sociales Path puede resultar algo fría; sin embargo, ese el precio que paga por mantenerse coherente con su objetivo de generar un ámbito más íntimo y controlado, sin ceder a las tentaciones del tráfico millonario.

 

 


Funciones


 

Filtros

En su inicio la piedra angular de Path era compartir fotos. Ahora busca profundizar esa línea por medio de filtros para fotos y los videos. Hay un menú gratuito pero ciertos ítems son de pago, aunque un poco más barato (US$ 0,99).

Integración

Cada post puede ser replicado en Facebook, Twitter, Foursquare y Tumblr. Incluso el usuario puede hacer check in desde Facebook, Foursquare o Instagram.

Ubicuidad

Como Foursquare, esta red intenta conectar con personas en función de los lugares que visita. Cuando queremos compartir ubicación el mensaje va acompañado de un mapa con el lugar exacto.

Stickers

Tomaron la idea de Line, que viene haciendo caja con sus emoticones. Los stickers tienen un tamaño generoso y son atractivos. Se ofrece un menú gratuito, pero si se busca algo más refinado hay que pagar (US$ 1,99).

Mensajería

Path quiere jugar entre los grandes justo en momentos en lo que algunos se pasaron al pago. Gran diseño, posibilidad de enviar videos (10s) y mensajes de audio (20s). Permite conversaciones entre varios usuarios.


Acerca del autor

Comentarios