Para volver a escribir

La familia de Samsung ha crecido en tamaño y poder con Note 5
Hace un tiempo, tanto que parece décadas –pero que son solo segundos en la evolución de la tecnología– algunos mortales usábamos agendas electrónicas o celulares casi inteligentes que funcionaban con un pequeño lápiz. El Palm Pilot era uno de ellos y resultaba cómodo, funcional y poderoso para su época. Luego llegaron las pantallas táctiles y todo pasó a solucionarse con el desliz de un dedo.

En el medio, Samsung logró posicionar una categoría de smartphones que en sus inicios generó dudas e incluso burlas (por su tamaño "gigante"), pero que rápidamente comenzó a imponerse en un sector del mercado que busca funcionalidad, poderío de procesamiento y, sobre todo, una gran pantalla. Así nacio la línea Note de Galaxy en 2011 que impuso lo que otros fabricantes habían comenzado pero sin demasiado éxito: las phablets.

Durante algún tiempo la empresa coreana logró casi monopolizar a quienes daban todo por una enorme pantalla en un celular de buena calidad y con un lapicito como aquel del cavernícola Pilot, que en el caso de Samsung bautizó S Pen. Hasta que en 2014 el archirrival de Samsung, Apple, lanzó también su primera phablet –el iPhone Plus– y la guerra de guerrillas se trasformó en enfrentamiento encarnizado.

Cuando a mediados de este año los coreanos lanzaron el nuevo Galaxy Note 5, el desafío quedó planteado en sus mejores términos. El nuevo gran celular de Samsung, que ya está a la venta en Uruguay, tiene lo mejor de sus antecesores –tamaño, poderío y el SPen– más un renovado look que le permite competir en diseño y belleza con el iPhone 6 Plus, además de ponerse a la altura de los que hasta ahora eran los celulares estéticamente más lindos de la empresa, los Edge. Ahora la batalla está dada en todos los frentes, incluyendo el que hasta ahora no había sido la prioridad de la serie Note: la estética y materiales lujosos como el metal serie 7000 o el cristal Gorilla Glass 4, este último 35% más resistente que su anterior versión.

La importancia de ser un lápiz

El resultado es un nuevo smartphone con una pantalla de 5,7 pulgadas, digno sucesor en funciones, pero mucho mejor diseñado con líneas que permiten manejarlo con cierto confort con una sola mano a pesar de su gran tamaño. Con él, Samsung logra dar guerra en todos los frentes ante sus competidores: tamaño, calidad de imagen y de fotografía y, a diferencia de los anteriores, diseño cuidado.

En el caso del Note 5 hay que seguir sumándole un atributo que viene desde 2011 –que no tiene Apple en ninguno de sus celulares– y que se ha convertido en la herramienta vital que hace que millones elijan un teléfono de esta serie: el S Pen. Este pequeño lápiz se guarda en un costado del mismo celular y se "destraba" con un clic de su parte superior. Al retirarlo de su habitáculo se despliega una gama de funciones que son las que han hecho a los Note sinónimo de productividad en un celular; con un S Pen se puede desde escribir una simple nota que quedará automáticamente almacenada hasta capturar un sitio web completo y hacer anotaciones sobre él, una función que difícilmente se podía hacer hasta ahora si no era en una computadora o, con suerte, en alguna tableta avanzada.

El uso de este lápiz sofisticado sobre una pantalla más sofisticada aún es, para un principante, sencillo e intutitivo. Escribir sobre el cristal del Note 5 es algo más resbaloso que hacerlo en papel, pero al hacerlo uno redescubre el arte casi perdido de escribir a mano. A medida que se experimenta con el S Pen y sus funcionalidades, queda claro que éste es el gran diferencial de este nuevo modelo. El resto de sus características técnicas son poderosas y en algunos casos espectaculares, idénticas a las que tiene el último S6 Edge+.

Funciones del S Pen Aquí algunas de las funciones con las que experimentamos:

Notas: Hay que utilizar la aplicación que Samsung desarrolló para el S Pen, llamada S Notes. Una vez que se extrae el S Pen aparece sobre la pantalla un pequeño lápiz. Al tocar sobre él se activa un menú llamado "Comando Aéreo", en el que se incluye la app S Notes y otras funciones, pero al que también es posible agregarle otras apps favoritas del usuario (por ejemplo alguna de dibujo o de fotografía). El S Pen tiene un pequeño botón a su costado que permite, apuntando muy cerca de la pantalla, activar varias funciones directamente.

Notas de acción: A diferencia de las notas comunes, que quedan almacenadas con la letra manuscrita, las de acción permiten convertir la escritura manual en digital (entre muchos trucos diferentes). Se puede anotar por ejemplo un número de teléfono y un nombre y eso se convertirá en un contacto que luego quedará almacenado en la libreta de contactos, pero con letra "digital".

Notas sin destrabar el teléfono: Es posible escribir una nota "a las apuradas" sin tener siquiera que destrabar el teléfono. Basta retirar el lápiz y comenzar a escribir. Una vez que se termina se puede guardar el S Pen y la nota quedará almacenada automáticamente.

Dibujos y arte: En diferentes aplicaciones adaptadas al lápiz de Samsung se puede dibujar con una precisión que genera ilustraciones asombrosas. Es posible elegir entre el grosor del trazo y el tipo (pincel, lápiz, fuente), por ejemplo, así como colores y hasta texturas. En la aplicación Pen Up se pueden ver cientos de ejemplos creados solamente con un Note y su S Pen.

Retoque de fotografías: Es mucho más fácil con un lápiz que con el dedo. Punto. El resto hay que probarlo.

Capturas de pantalla con anotaciones: Con el S Pen se puede capturar un sitio web total o parcialmente, hacer anotaciones sobre él y guardar la imagen. Esta función se denomina "captura de desplazamiento"; ideal para diseñadores, desarrolladores o para cualquiera que tenga que trabajar en equipo y compartir lo que ve con comentarios. Esto también funciona para hacer anotaciones en un PDF, por ejemplo.

Selección de áreas especiales para recortar:
Elegir "Selección inteligente" en el menú "Comando aéreo". Si necesita un logo, un dibujo o una foto que vio en un sitio web, puede seleccionarlo con el S Pen y luego recortarlo para que quede almacenado como una imagen independiente que luego podrá usar a su antojo.

Tipeo directo:
En todos los campos donde se puede usar el teclado táctil (un mensaje de texto o un mail, por ejemplo) se puede activar el S Pen acercándolo a la pantalla y apretando su botón lateral, para escribir manualmente. Para quienes no se llevan bien con los teclados touch, es una buena opción. El sistema luego convierte la letra manuscrita en digital.

Galaxy Note 5

Más ventajas

El S Pen tiene unas cuantas ventajas más y algunas funciones escondidas tan útiles como la que hace que todo lo que usted haga con él se vaya grabando automáticamente, para prevenir cierres inesperados de una app, por ejemplo, algo que en el caso de una nota no es más que un lamento pero que para un artista en el medio de su dibujo podría resultar en un muy mal día.

El aparatito es práctico pero también pequeño y fino, lo que lo hace un blanco perfecto para los olvidos. En esto también hay una jugada inteligente: cuando el celular se aleja del S Pen comienza a sonar una alarma que alerta al usuario. Si incluso así perdió el lápiz, entonces podrá ver el registro en el que se marca a qué hora lo usó por última vez, para tal vez así revisar sus actividades e intentar encontrarlo. Incluso con todas estas jugarretas es fácil de perder, así que es mejor que lo cuide.


12cr03samsung1col.jpg

Chiches fotográficos

La cámara del Note 5 es, como el de su primo hemano el S6 Edge+, una de las joyas del nuevo celular de Samsung. Con 16 megapíxeles en la trasera y 5 en la frontal (o de las selfis) se abre un espectro de funciones que a veces apabulla, al menos para el usuario promedio.

Entre las novedades del nuevo modelo están las selfis ampliadas, que permite sacar una de esta fotos sin tener que andar peleando con el botón de inicio. Si se preparan los ajustes el celular entenderá un comando de voz para que la foto se saque sola; el usuario también puede colocar la palma de su mano para que el sistema entienda que debe sacar una selfi ampliada y luego mover el celular para que en la "imagen" entren más personas o paisajes que en una normal.

El Note 5 se sube del todo a la obsesión de las selfis con el modo "belleza" que permite retocar la foto mejorando la apariencia de la piel, adelgazando al sujeto o incluso agrandando los ojos. No abusar, por favor.

Más allá de los chiches, las cámaras del Note 5 tienen características técnicas impecables, entre las cuales se cuentan HDR en ambas, video en 4K y lente con apertura de f1.9. Y una función que comparte con el S6 Edge+: transmisión en YouTube.





Acerca del autor