Para no tener que hacerte ni una cuenta más

Existen alternativas para ponerle punto final al ingreso de datos personales en internet y ahorrarse la llegada de correo basura
Hay que reconocerlo: el registro de cuentas que requieren muchos sitios de internet es completamente irritante. ¿Para qué quieren saber nuestra dirección de correo, edad, profesión o código postal para acceder al contenido? No siempre se trata de servicios premium, sino simples páginas que condicionan la navegación de los usuarios a la inscripción de sus datos personales. Para lo único que sirve es para generar más spam en nuestra casilla.

Afortunadamente, existen alternativas para burlar esta petición: desde correos desechables a la utilización de bases de datos de otros usuarios y contraseñas.

Elige tu alias


El servicio de correo electrónico de Microsoft permite crear un alias o email temporal; de esta forma, los mensajes llegarán a una carpeta diferente que puede ser manejada de manera separada. El proceso de configuración es sencillo: hay que ir a la opción “Crear un alias de Outlook.com” y elegir el nombre de usuario.

Se pueden crear hasta cinco alias con la misma contraseña de la cuenta principal. Con este sistema se mantiene alejado al correo basura, a los vendedores y a posibles hackers.

Gmail tiene una función similar a la de Outlook que consiste en agregar un signo más (+) seguido por una combinación de letras o números antes del arroba. Por ejemplo: usuario+spam@gmail.com. La desventaja es que expone parte de la dirección real. La opción puede completarse al seleccionar como spam el material que te envíen de una determinada cuenta.

Correos desechables


En la batalla contra los registros obligatorios, Mailinator aparece como un aliado. Es una herramienta especialmente diseñada para evitar el molesto login en sitios; es gratuita y, por supuesto, no requiere de inscripción por parte de los usuarios.

Lo que hace es crear una cuenta de correo temporal (por ejemplo: usuario@mailinator.com) que –como mensaje de Misión Imposible–autodestruye los mails después de unas horas.

La única precaución que hay que tener es que no se debe utilizar esta casilla para asuntos importantes, puesto que no es privada. Cabe aclarar también que muchos sitios ya no aceptan direcciones de Mailinator.

Datos compartidos


Si Mailinator falla, BugMeNot sale en defensa. Este sitio permite acceder a una colección compartida de nombres de usuario, correos electrónicos y contraseñas de uso libre para evitar el registro.

Solo hay que escribir la URL de la web en cuestión para conocer los datos disponibles y conocer si les han funcionado a otros usuarios. Además, existen extensiones para los navegadores Chrome y Firefox. En BugMeNot también se pueden crear correos temporales que expiran a las 24 horas.

En internet existen otros servicios como AirMail o NowMyMail que oscilan entre 1 y 12 horas de vigencia.

Comentarios