Para no intoxicarse con comida china

La aplicación Guía de Supervivencia de China, que detalla marcas peligrosas de alimentos, es éxito en descargas en el país asiático
Una aplicación gratuita de Apple para detectar comida no segura en China rompe récords de descargas en el país asiático. El programa detalla a sus ya más de 200 mil usuarios marcas peligrosas de alimentos y puntos geográficos en que estallaron escándalos alimentarios.

La aplicación, lanzada al público a fines de mayo, muestra miles de productos que fueron denunciados por infligir la seguridad alimentaria, así como fotos ilustrativas sobre la escala y gravedad de los problemas, además de valorar el riesgo potencial de consumir cada artículo.

En solo tres días, la aplicación Guía de Supervivencia de China se convirtió en la más descargada entre las gratuitas y encabezó la lista de las preferidas del sector médico, informó el diario South China Morning Post. Su inventor, un gerente de productos de software de seguridad de internet de Kingsoft que no quiso revelar su nombre al diario chino, dijo que la aplicación fue un regalo para su esposa e hija.

Además, sostuvo que servirá para informar "a más personas para que eviten los productos tóxicos y puedan salvaguardar su seguridad alimentaria".

Por una comida segura


En la introducción del invento, el creador contó la frustración que sintió cuando su hija le preguntó por qué ya no podía consumir gelatina cuando los medios de comunicación chinos revelaron que en su elaboración se empleaba "cuero como para los zapatos".

"Es muy triste que no podamos dar a nuestros seres más queridos comida segura", comentó en su microblog, "y por eso decidí hacer algo por mi propia cuenta antes de morir intoxicado".

El creador de la exitosa aplicación en China, destacó que "podemos ser buenos en proyectos de aterrizaje a la luna y superordenadores, podemos trabajar en las cosas más delicadas, pero no podemos arreglar el problema simple de la mesa. Este es un país sin equilibrios".

Y añadió que "ningún hombre de negocios fue castigado con graves condenas y ningún funcionario renunció después los escándalos sobre seguridad alimentaria. Este es un país sin responsabilidad, así que tenemos que ayudarnos a nosotros mismos". Si bien el creador de la aplicación cree que puede contribuir con este objetivo, reconoció que le gustaría que la misma "no fuera necesaria y la comida fuera segura".

Idea recurrente


South China Morning Post destaca en la nota que no es la primera vez que un ciudadano chino trata de afrontar los problemas que originan en China los fraudes alimentarios. Por ejemplo, en junio de 2011, Wu Heng, estudiante de la Universidad de Shanghái, colgó en la página web www.zccw.com (actualmente no disponible online) una lista de más de 2.400 violaciones a la seguridad alimentaria desde 2004.

En los últimos años, en China las prácticas contra la seguridad alimentaria ocasionaron víctimas mortales y uno de los casos más famosos fue en 2008 cuando decenas de firmas lácteas contaminaron leche infantil con el químico tóxico melamina que afectó a 300 mil bebés y causó la muerte a seis.

En 2011 se denunciaron varios casos de venta informal de "aceite de alcantarilla", como se conoce el reutilizado del sobrante de las cocinas de los restaurantes, que se comercializa en un mercado negro.

El gobierno chino lanzó poco después una campaña nacional para contrarrestar las malas prácticas contra la seguridad alimentaria y en febrero de 2012 anunció que los comercializadores del "aceite de alcantarilla" podrían ser condenados a la pena de muerte.

Pero, los escándalos continúan y el pasado abril se decomisaron más de 3.200 toneladas de un nuevo tipo de ese "aceite", producto de la grasa descompuesta de animales y de sus órganos internos.

Populares de la sección

Comentarios