Para evitar chocar con la "basura espacial"

Aplazan hasta el próximo lunes la corrección de la órbita de la Estación Espacial Internacional, debido a la proximidad de chatarra espacial que pudiera dañar la estación
La maniobra de corrección de la órbita de la Estación Espacial Internacional (EEI) prevista para el jueves fue aplazada hasta el próximo lunes debido a la proximidad de "basura espacial", informó un portavoz de la industria espacial rusa.

"De haberse efectuado la corrección este jueves se hubieran creado unas condiciones de proximidad peligrosa con un objeto de basura espacial, por eso se ha decidido aplazar la maniobra", dijo el portavoz a la agencia Interfax.

Con anterioridad, se había informado de que el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia elevaría en dos kilómetros la altura de la órbita de la EEI con ayuda de los propulsores del carguero ruso Progress M-21M, adosado a la plataforma.

Según el CCVE, el objetivo de esta maniobra es crear condiciones óptimas para el acoplamiento del próximo carguero ruso, que será lanzado el próximo 5 febrero desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

Además, las correcciones de órbita de la plataforma espacial se efectúan de manera periódica, ya que la EEI pierde diariamente entre 100 y 150 metros de altura debido a la gravitación terrestre, la actividad solar y otros factores.

Actualmente a bordo de la plataforma espacial se encuentra una expedición integrada por seis tripulantes: los rusos Oleg Kotov, Serguéi Riazanski y Mijaíl Tiurin, los estadounidenses Rick Mastracchio y Mike Hopkins, y el japonés Koichi Wakata.

 


Sacar la basura del espacio


Científicos japoneses de la agencia espacial japonesa (Jaxa) anunciaron el jueves que probarán en febrero un método original para limpiar la órbita terrestre de basura espacial, atrayéndola magnéticamente a la atmósfera para que se desintegre. Se trata de una especie de "dogal aerodinámico", una "cuerda" trenzada con cables de acero inoxidable y aluminio.

El principio consiste en atar la cuerda a uno de los miles de desechos que flotan en el espacio alrededor de la Tierra (restos de satélites, de cohetes, etc.) para atraerlos magnéticamente a la atmósfera. Los científicos esperan que la electricidad generada por la cuerda mientras gira en el campo magnético de la Tierra ralentice el residuo y poder llevarlo así a órbitas cada vez más bajas en cada revolución, hasta que entre en la atmósfera y se consuma.

Se estima que más de 20.000 objetos de todo tipo giran alrededor de la Tierra a una altitud de 800 a 1.400 kilómetros.


Acerca del autor

Comentarios