Para comerse hasta el envase

Un equipo de investigadores en Francia desarrolló WikiCells, un contenedor orgánico para alimentos que busca revolucionar la forma de comer y hacerle un favor al medioambiente, ya que sustituye al plástico


Las naranjas, uvas y cocos inspiraron a David Edwards, un profesor de Harvard que vio en la naturaleza una forma de revolucionar el empaque de comida, gobernado por el plástico.

Así, el investigador y su equipo desarrollaron WikiCells, una membrana comestible que contiene a los alimentos y los contiene, de forma que uno puede comer envase y comida al mismo tiempo sin que eso afecte al gusto.

Además, la industria del packaging o envasado daría un vuelco importante, ya que esto no solo cambiaría la forma en que las personas de alimentan sino también cómo viene presentado ese aliemento.

Lavable y comestible


En concreto, el invento es una membrana orgánica hecha con pequeñas partículas de chocolate, nueces o granos, que se mezcla con otros componentes químicos, como calcio, explica la revista Fast Co. Design. Por eso este envoltorio natural también es comestible, al tiempo que puede lavarse con agua, como si fuera una fruta, explica el creador en el sitio web del producto.

El contenedor, a su vez, tiene el mismo sabor que el contenido, por lo que no se nota ninguna diferencia. Desde jugo de naranja y café hasta queso y helado, el interior puede ser cualquier alimento o bebida.

"Todo lo que hay es bueno para ti. No tiras nada", señaló Edwards al diario Daily Mail, subrayando el potencial ecológico del invento, que el año que viene ya estará disponible para que el público pueda probarlo. Al menos en la versión helado, el primer producto que la empresa WikiCells Designs lanzará al mercado.

Acerca del autor

Comentarios