“Panic Button”, un botón de emergencia para zonas en crisis

Una aplicación para móviles desarrollada por Amnistía Internacional quiere ayudar a activistas y periodistas en casos de conflicto. Pero su uso podría traer consigo nuevos peligros
Para personas de la tercera edad ya existe algo así desde hace tiempo: un botón de emergencias que se puede presionar cuando ocurre algo grave, como una caída en la casa, un ataque de mareo o un infarto. El botón se lleva cerca del cuerpo y, al ser presionado, un centro de urgencias es informado de inmediato.

De manera análoga, periodistas y activistas pueden verse involucrados en situaciones espinosas en su trabajo en regiones en crisis. Para ellos, la organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional acaba de lanzar Panic Button, una aplicación que permite lanzar rápidamente y sin dificultad una llamada de auxilio en casos de detenciones, secuestros y otras amenazas.

Aplicación discreta


La aplicación puede ser activada discretamente y con una sola mano, incluso si el smartphone se encuentra en un bolsillo. Al presionar varias veces el botón de encendido del móvil, un mensaje SMS con información sobre la ubicación del remitente es enviado a tres contactos de emergencia.

Por el momento, Panic Button solo está disponible para dispositivos Android de la tienda Google Play, donde se descargar gratis. Ya que existen varias aplicaciones con el mismo nombre, hay que tener en cuenta que esta fue creada por “iilab”, sigla de Information Innovation Lab.

“Actualmente entrenamos a activistas de 16 países en el uso de esta herramienta, pero también discutimos sobre la creciente amenaza de la vigilancia digital y los riesgos de utilizar un smartphone para el trabajo”, aclara Tany O'Carroll, de Amnistía Internacional. En efecto, a pesar de los beneficios que puede aportar, el uso de smartphones y aplicaciones como Panic Button también implica peligros para los usuarios.

Redes móviles vigiladas


Daniel Etter ha trabajado como periodista y fotógrafo en varias regiones en crisis. “Cuando trabajé por primera vez en Siria, hace varios años, jamás encendía mi móvil”, explica. “El riesgo de revelar la propia ubicación era simplemente muy grande”, explica. Para el régimen sirio, la identificación de un móvil extranjero en su red hubiera sido incluso un motivo adicional para controlarlo con más atención.

Sin embargo, el comportamiento más seguro depende de la situación específica. “A veces tiene sentido tener el móvil encendido para comunicarse mejor y poder enviar una señal de alarma, pero a veces es mejor apagarlo y mantenerse incógnito”, explica Etter.

Nuevas funciones son posibles


Cuando un periodista es detenido o secuestrado, usualmente su móvil es retirado de inmediato. El régimen que descubre la presencia de la aplicación podría dar un vistazo a los contactos más importantes de la persona detenida. Por ello, para Wotjek Bogusz, coordinador de sistemas de información de la organización de derechos humanos Front Line Defenders, que colaboró con Amnistía Internacional en el desarrollo de la aplicación, Panic Button se podría programar para que los datos de los contactos se borraran automáticamente después de lanzar la llamada de emergencia”.

Una aplicación así solo tiene sentido si los contactos saben cómo ayudar al afectado en caso de una emergencia. Según Etter, como periodista se debería informar en primer lugar a la redacción respectiva. “Ellos deben entonces decidir a quién más involucrar”, añade. En este caso se trataría de otros periodistas, embajadas o fuerzas de seguridad especializadas.

Por supuesto, el usuario de la Panic Button debe estar conectado a una red de móvil activa. Según la experiencia de Etter, incluso en regiones en guerra las redes móviles permanecen activas. Sin embargo, él también ha usado frecuentemente un dispositivo móvil de emergencia con conexión satelital, que funciona independientemente de las redes convencionales. “El problema con ese tipo de dispositivos de emergencia es que llaman demasiado la atención, a diferencia de los móviles corrientes. Por este motivo, el hecho de que la nueva aplicación pueda emitir una llamada de alarma desde cualquier smartphone podría salvarle a uno la vida en muchas situaciones”.

 

Vía DW en español.

Comentarios