Pancartas y cadenas en protesta contra Villa Dolores

En el marco de la celebración del primer centenario del zoológico Montevideano se desarrollaron manifestaciones de repudio. Algunos activistas se encadenaron frente a la jaula de los tigres durante una hora y media


Un día antes del cumpleaños número 100 del Zoológico de Villa Dolores, los activistas pro animales marcharon en contra de este establecimiento. Al otro día, el domingo 28 de octubre, asistieron a los festejos organizados por la Intendencia de Montevideo, pero para protestar contra el establecimiento bajo la consigna “No más zoológico: un siglo ya fue suficiente”.

Según relata en su cuenta de Facebook el grupo Sin Jaulas ni Cadenas, los activistas se manifestaron en contra de un predio que “tiene el concepto del siglo XV”, donde los animales se encuentran “en vidrieras para su exposición”. Este defecto es reconocido por las propias autoridades del zoológico y de la Intendencia, motivo por el cual han creado el Sistema Departamental Zoológico de Montevideo, lanzado la semana pasada. Para los activistas, este proyecto no es suficiente y los animales deben ser liberados tanto de Villa Dolores como del Parque Lecocq.

Parafraseando Villa Dolores con “la villa de los dolores”, estos defensores de los derechos de los animales este fin de semana se sumaron a la jornada del centenario, festiva para las autoridades y de lamento para ellos.

Acciones pacíficas y directas


En una jornada repleta de familias y niños, siete activistas se encadenaron frente a la jaula de los tigres, rodeado de otros tantos que sostenían carteles a favor de los animales allí enjaulados.

Luego de una hora y media de permanecer así, estos se desencadenaron por sí mismos y “salieron pacíficamente del predio”, relata el grupo en la red social.

Sin embargo, según denuncian, esa actitud pacífica de los manifestantes sirve de contraste a la de Ana Knobel, directora de la División Artes y Ciencias de la Intendencia. En algunas de las fotografías publicadas en Facebook se muestra a la impulsora del proyecto El zoo de los próximos 100 años “desfilando por delante de los activistas y haciendo comentarios para provocarlos”, según explican en la leyenda de las imágenes. “Hasta le arrancó de la mano un cartel a una activista”, agrega.

“Ana Knobel dedicó su tiempo a cortar el paso a los visitantes que se encontraban en el zoológico para que no vieron la manifestación”, dice además la nota que acompaña al álbum.

Knobel todavía no ha podido ser contactada para declarar al respecto.

Entre otras acciones no pacíficas que tuvieron lugar este domingo 28 de octubre se encuentra el robo de un tucán a manos de un “comando antizoológico”, aunque todavía nadie se ha responsabilizado por el hecho. También grafitearon las paredes del predio.

El cambio que no llega


Aunque el Sistema Departamental Zoológico constituye un interés sin precedentes en los últimos años por parte del gobierno departamental hacia los más de mil animales que tiene a su cargo, su presentación estuvo lejos del "cambio radical" anunciado.

En concreto, las únicas medidas para mejorar el bienestar de los animales que se comunicaron fue la construcción de un encierro para los babuinos del Lecocq y otro para los grandes felinos en Villa Dolores.

Para quienes protestan contra el zoológico y este proyecto, se debería hacer algo además con las jaulas de los monos, que carecen de un “rincón para esconderse de la vista del público"; con la de los felinos, que se encuentran en encierros de cemento sin vista al cielo, y la jirafa que lame constantemente los barrotes, indica Sin Jaulas ni Cadenas.

 

Acerca del autor

Comentarios