Pac-Man sigue comiendo

Se acerca una nueva versión del juego que cambió la historia de la industria y que, 33 años después, mantiene su vigencia y su séquito de fieles seguidores


Lo primero que me viene a la mente es un recuerdo personal. Sería el año 1988 y yo tenía 7 u 8 años, y mi hermano unos 20. Estábamos de vacaciones en Piriápolis y entonces pocas opciones existían para entretenerse más allá de ir a jugar a las maquinitas. Mi hermano había esperado pacientemente su turno junto al Pac-Man, haciendo la fila detrás de otros jugadores que, en general, perdían en la segunda pantalla. Entonces, fue su turno de apoderarse de los controles. Y jugó, jugó y jugó. Primero lo rodeaban con admiración, para luego fastidiarse al ver que no perdía y que quebraba su propio récord una y otra vez. Era la maquinita más disputada de aquel verano y ese grandote se la había apropiado.

Uno podría pensar que 33 años más tarde y con la arrolladora evolución que han tenido los videojuegos, poco interés mantendría uno en el que una pelota amarilla come pelotitas, mientras escapa de unos fantasmas de colores. Sin embargo, el Pac-Man cambió por completo los videojuegos y la industria cultural, y se estableció como una de las más importantes sagas de la historia.

Creado en 1980 por el diseñador japonés Toru Iwatani para Namco (con el diseño de una pizza a la que le falta un trozo triangular) y distribuido luego internacionalmente por Midway Games, el juego supuso el salto a color de los videojuegos, abandonando las plataformas en blanco y negro (o verde y negro). Pac-Man se volvió un éxito global casi de inmediato, no solo por su atractivo visual (y su pegajosa musiquita), sino por su accesibilidad y genial sencillez. Como muestra de ello, obtuvo un récord Guinness como el videojuego más exitoso de todos los tiempos con un total de 293.822 máquinas vendidas de 1981 a 1987.

Dejando atrás los juegos más agresivos, que incluían empleo de distintas armas para destruir al enemigo, el Pac-Man propone una variante por demás simple: escapás de tus enemigos hasta que te hacés fuerte y los perseguís vos a ellos. Entre sus logros también está el hecho de ser el primer juego en convocar gamers mujeres, atraídas por el cambio. Es además uno de los pocos que, a lo largo del tiempo, se mantiene perfectamente reconocible en todas sus variantes. Y vigente.

En tiempos del GTA, Call of Duty y Angry Birds, el viejo Pac-Man mantiene su lugar de privilegio. Hace dos años, cuando Google publicó un doodle para homenajear su 30° aniversario, 505 millones de usuarios únicos lo jugaron solo ese día. Según publicó el sitio de recursos humanos RescueTime, eso equivale a casi 5 millones de horas de trabajo, lo que le costó a la economía global más de US$ 120 millones. Esta versión del juego todavía está disponible online para perder más tiempo.

Pero el Pac-Man no solo devora a otros juegos en la computadora. El mes pasado se dio a conocer la lista de las aplicaciones para iPhone más descargadas de todos los tiempos y allí estaba el personaje amarillo, en el 23er puesto.

Sin jamás perder su espíritu original, el Pac-Man es un juego que ha sabido adaptarse a los tiempos. Ya a un año de haber sido lanzado, cambió su sexo en la aventura por plataformas Ms. Pac-Man y no ha parado desde entonces. Este año en particular, Namco lanzará Pac-Man and the Ghostly Adventures para Xbox 360, PS3, Wii U y 3DS, basado en una serie animada a emitirse por el canal Disney XD. En su trailer, el juego de plataformas anuncia: “Mayor apetito, aún más aventura”.

Así, se suma una innovación más dentro de la historia del juego que, hoy más nunca, es uno de los más reconocibles y confiables de la industria del entretenimiento.

 


Cinco encarnaciones


 

Pac-Man

Es el tradicional, con el círculo amarillo con boca triangular que corría por laberintos siendo cazado y cazador de fantasmas. En Baltimore (18 de julio y plaza Cagancha) todavía hay una maquinita que funciona. El juego constaba de 255 pantallas jugables, de creciente dificultad.

Pac-Mania

Lanzado en 1988, el juego cambiaba su estructura de laberinto y proponía una aventura arcade por plataformas con cuatro niveles en total. Sin embargo, se mantenía la esencia del original: el Pac-Man seguía comiendo pelotitas y burlando a los fantasmas.

Pac-Man World

Para celebrar el 20° aniversario del juego, en 1999 Pac-Man llegó a la consola Playstation en estética 3D. Esta variante incluía todas las varsiones anteriores: había un nuevo mundo para recorrer sus niveles, una variedad de laberintos y el Pac-Man original.

Pac-Man Party

En 2010, Pac-Man llegó a otra consola, Nintendo Wii. El juego presentaba a los personajes originales completamente transformados enfrentándose en una serie de tableros. Como nota de color, los fantasmas (Blinky, Inky, Pinky y Clyde) eran manejados por el jugador.

Pac-Man and the Ghostly Adventures

En la segunda mitad del año, Namco lanzará para Xbox 360, PS3, Wii U y 3DS este juego de plataformas donde ahora el protagonista amarillo no solo come pelotas y fantasmas, sino también máquinas enteras expendedoras de comida.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios