Ouya, la consola financiada por la gente

En tan solo 24 horas, el proyecto consiguió los US$ 950 mil que solicitaba en Kickstarter y sigue sumando
Ouya, una consola basada en Nvidia Tegra 3 y Android 4.0, ha conmovido el mundo de la financiación colectiva o crowdfunding, al romper todos los récords.

El proyecto apareció en Kickstarter, un sitio donde la gente publica sus ideas y solicita financiación para hacerlas realidad.

La nueva consola que se venderá a US$ 99 necesitaba de US$ 950 mil para dejar de ser un prototipo y pasar a estar en las tiendas. Sin embargo, esa cifra fue superada con creces en cuestión de horas.

Ouya pasó la barrera del millón de dólares en menos de 24 horas y se acerca rápidamente a los tres millones, cuando aún le faltan 28 días de promoción económica en Kickstarter.

Renovar el mercado


En 2012, los dispositivos móviles y la nube le han ganado terreno a las videoconsolas y los ordenadores. Por ende, los desarrolladores, que buscan tener un mayor alcance se han alejado de las plataformas más tradicionales y seguido la tendencia.

El problema es que, lo que se gana por un lado, se pierde por el otro. La experiencia al jugar con una pantalla táctil es extremadamente limitada.

Hay mucha gente que quiere un control para jugar y conectárselo a una pantalla táctil parece absurdo. Los juegos para tabletas y smartphones son cada vez más complejos y elaborados, al igual que el hardware disponible, pero el proceso de jugar se queda muy corto, además de ser más caro.
¿Son conscientes de lo que han hecho? Han probado que las consolas no están muertas. Han sorprendido al mundo. ¡Y a nosotros!"

La gente detrás del proyecto Ouya cree que su consola toma lo mejor de ambas formas de jugar. Utilizar Android 4.0 como sistema operativo genera un atractivo enorme para una gran cantidad de desarrolladores que hoy están creando juegos para tabletas y celulares. Y, en cuanto al hardware, la consola Ouya está basada en el Nvidia Tegra 3 de cuatro núcleos, posee 1 GB de RAM, 8 GB de almacenamiento interno, un puerto USB 2.0, Bluetooth, WiFi, cable HDMI y controles inalámbricos.

La Ouya también será amigable con aquellos que decidan “jugar” con ella de otra forma. Se podrá rootear (modificar el código fuente) fácilmente y, quien desee explorar el hardware, podrá abrirla sin mayores inconvenientes.

Su precio de US$ 99 es ya de por sí barato y la idea es que los juegos sean free-to-play, recurriendo a sistemas de suscripciones o microtransacciones en la mayoría de los casos. Además, la consola tiene un diseño muy original y atractivo.

La preventa de Ouya se está agotando rápidamente, aunque no estará disponible en el mercado hasta 2013.

Los creadores de esta consola agradecieron el "sorprendente" apoyo y escribieron: "Ustedes son nuestros héroes" y “demostraron que las consolas no están muertas”.

Comentarios