Otro "Snowden" golpea a la seguridad informática de EEUU

La NSA se ve nuevamente vulnerada tras salir a la luz otro posible caso de información clasificada

Un ciudadano estadounidense fue arrestado en agosto, acusado de robar documentos e información sensible de Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de los Estados Unidos. La Fiscalía anunció este miércoles que investiga a Harold Thomas Martin III, contratista de la NSA, por robar "seis documentos clasificados obtenidos a través de inteligencia delicada y producidos por una agencia del gobierno en 2014", así lo informó el Departamento de Justicia de ese país.

Los documentos son considerados "ultrasecretos", lo que significa que su liberación desautorizada podría "razonablemente" causar "un daño excepcionalmente grave a la seguridad nacional de EE.UU.", se afirman en el comunicado.

Al igual que Edward Snowden, Thomas Martin también desempeñaba funciones para la reconocida consultora Booz Allen Hamiltony que presta servicios de seguridad y análisis a agencias de inteligencia y de defensa del Gobierno. Además, los dos analistas robaron supuestamente a la NSA documentos de alto secreto que, en el caso de Snowden, fueron filtrados a la prensa en 2013 y sirvieron para desenmascarar los programas de espionaje masivo que la agencia de seguridad puso en marcha a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En este nuevo caso, si bien no hay información oficial respecto a los contenidos, se presumen que se trata de códigos y software para infiltrarse en las redes informáticas de naciones consideradas adversarias de Estados Unidos, como Rusia, China, Irán y Corea del Norte. La sospecha nace a raíz de que en el hogar del sospechoso se encontraron documentos similares a los vinculados con el grupo The Shadow Brokers, que en septiembre pasado puso a la venta online (por 1 millón de bitcoins) software oficial del gobierno para perpetrar hackeos.

Así es como el gobierno de Obama, se enfrenta a la posibilidad de que, por segunda vez en tres años, la NSA haya sufrido un robo de información clasificada.


Fuente: Infotechnology