Orión ya volvió a casa

El viaje de la cápsula espacial fue un éxito para la NASA; se inició el camino hacia el planeta Marte


La cápsula Orion de la NASA partió hoy al espacio en su primer vuelo de prueba no tripulado para experimentar la nave que ha sido diseñada para llevar al hombre a destinos más lejanos de lo explorado hasta ahora, incluido el planeta Marte.

Orión pretende ser para la llegada del ser humano a Marte lo que una vez fueron los transbordadores Apolo para el arribo a la Luna. Esta cápsula no llevará astronautas al planeta rojo hasta 2021. El lanzamiento estaba previsto para ayer, pero los fuertes vientos obligaron a posponerlo.

Orion se elevó a las 07.05 hora de la costa este de Estados Unidos (10.05 de Uruguay) a bordo de un cohete Delta IV, de la compañía United Launch Alliance (ULA), desde la plataforma 37 del complejo de lanzamiento espacial de la base de Cabo Cañaveral (Florida).

Según el sitio de ciencia Materia del diario El País de España, Orión es la primera nave espacial diseñada para ser tripulada por astronautas que podrá viajar al espacio lejano. Sus predecesores, los transbordadores (jubilados en 2011), no podían ir más lejos que a la Luna.

Hoy, fue el primer vuelo de prueba y Orión se alejó unos 5.800 kilómetros de la superficie terrestre y recorrió 96.600 kilómetros alrededor de la Tierra (casi dos órbitas). Luego volvió a ingresar en la atmósfera.

"Esta es una nueva era en la exploración espacial estadounidense", señaló el comentarista de la NASA cuando despegó el cohete.

Llegar a Marte


Si hasta ahora no se ha marcado la huella del ser humano en el planeta rojo es debido a sus características inhóspitas. El paisaje de Marte es desértico y con temperaturas congelantes, muy seco, con mucho polvo y una atmósfera fina como un papel. Sin embargo, no siempre fue así.

Según descubrió la sonda Curiosity de la NASA, Marte tuvo alguna vez un pasado en el que existió agua y hasta condiciones para la vida. Entonces, los científicos se preguntan qué fue lo que le pasó y, lo que es más importante, si puede ocurrirle lo mismo a la Tierra.

Los peligros


Si bien se está trabajando para conseguirlo, aún se desconoce si Orión será capaz de transportar humanos a Marte. Un artículo del diario estadounidense The Tampa Bay explica que los humanos pueden llegar a perder más de 1% de su masa ósea cuando se encuentran en el espacio. Las consecuencias pueden ser fatales si se tiene en cuenta que una misión de ida y vuelta a Marte puede llevar unos tres años. Además, los efectos de la radiación cósmica pueden resultar letales sin las precauciones adecuadas.

En 2011 se dio el primer paso hacia el entendimiento de este desolado planeta con la mencionada misión Curiosity, en la que la NASA envió un rover a recorrer y analizar su territorio. Orión pretende ser el segundo paso, el que deje la huella humana.

 


Una nave de avanzada


La esperanza depositada en esta nave radica en las innovaciones que la diferencian de los transbordadores anteriores. Orión puede alojar hasta a seis astronautas, contiene tecnología avanzada para abortar durante cualquier misión en caso de que algo salga mal y soporta velocidades de entrada a la atmósfera de hasta 32 mil kilómetros por hora.



Comentarios