Orejas de gato que delatan el humor

Lejos de la sutileza, el nuevo invento japonés detecta las emociones del usuario y las pone a la vista de todos


Es difícil concebir la imagen mental de montevideanos caminando por 18 de Julio o la rambla con un par de orejas de gato de peluche en la cabeza, que se mueven acorde a su estado de ánimo.

Pero la posibilidad está: basta con traerse de Japón un Necomimi, el invento de US$ 195 que no cambiará el mundo.

Se trata de una banda para la cabeza que comunica cómo se siente quien la usa, gracias a la tecnología de la empresa NeuroSky, utilizada para “leer la mente”.

Pero la novedad no radica en que sea una bincha inteligente, sino que el dispositivo tiene la forma de dos orejas de gato. Y está disponible en dos colores, rosado y negro.

La compañía japonesa de electrónica para la moda, Neurowear, creó el accesorio imitando la reacción y movimientos de los felinos. Así, creó cuatro estados de ánimo distintos.

En el lenguaje gatuno de Neurowear,  las orejas están erguidas cuando la persona está concentrada o muestra interés y decaen cuando el usuario se relaja o está triste.

La misma compañía ya admitió que es posible que el producto no funcione en Estados Unidos. Quizás deberían haber repartido algunas orejas para saber qué pensaba el público antes de lanzarse al mercado.

Acerca del autor

Comentarios