Obama bate récords en Twitter

El presidente de EEUU logró un millón de seguidores en menos de cinco horas; con la misma rapidez recibió una gran cantidad de amenazas, lo que pone en duda la eficacia de la red social a la hora de controlar los mensajes violentos
El presidente de EEUU, Barack Obama, batió un récord Guiness al convertirse en la persona que alcanza con más rapidez un millón de seguidores en Twitter, algo que logró en menos de cinco horas con su nueva cuenta @POTUS.

Guinness World Records, la autoridad en el registro de récords mundiales, informó en su web del récord de la nueva cuenta del presidente en la red social, que lleva el nombre de @POTUS (siglas de Presidente De Los Estados Unidos, en inglés) y que tiene como descripción "padre, marido y presidente número 44" de EEUU.

Al alcanzar un millón de seguidores en menos de cinco horas, Obama arrebata el récord a uno de los actores más cotizados de Hollywood, Robert Downey Jr., que logró un millón de seguidores en 23 horas y 22 minutos en abril de 2014.
¡Hola Twitter! Soy Barack. ¡De verdad! Después de seis años, por fin me han dado mi propia cuenta", escribió Obama en la red social

El mandatario tiene otra cuenta en Twitter, @BarackObama, que está manejada por el equipo que dirigió su última campaña presidencial, Organizing for America (OFA), y en la que él escribía hasta ahora algunos mensajes, marcados con las siglas "bo" para diferenciarlos del resto.

"¡Hola Twitter! Soy Barack. ¡De verdad! Después de seis años, por fin me han dado mi propia cuenta", escribió Obama en su primer tuit.

La Casa Blanca se apresuró a garantizar a los usuarios más escépticos de Twitter que se hallaban, en efecto, ante una nueva cuenta del mandatario.

"ALERTA: El presidente Obama acaba de lanzar @POTUS con un tuit desde el Despacho Oval. ¡Es él de verdad! #BienvenidoaTwitter", asegura un tuit de la cuenta @WhiteHouse.

Amenazas


Sin embargo, el presidente también recibió una gran cantidad de amenazas de muerte con la misma rapidez. Terroristas del Estado Islámico tuitearon que iban a matar tanto a Obama como a los "adoradores de la cruz" después de la muerte de un alto mando yihadista, Abu Sayyaf, en una incursión terrestre en Siria.


"Si tu objetivo es matar a Abu Sayyafentonces nuestro objetivo es matarte a ti, Obama. Tenemos preparados ataques que van contra ti", se escribió en el mensaje.

Otro usuario publicó un fotomontaje del presidente tras ser decapitado, que recuerda al video de James Foley, cuando el periodista antes de su ejecución dirigió sus últimas palabras a Obama.


Esto no solo viola los límites de contenido de Twitter, que establece que "no es posible publicar o enviar amenazas de violencia contra otros o promover la violencia contra los demás", pero también es un delito federal que puede resultar en una pena de prisión de hasta cinco años.

Las amenazas contra Obama ponen en duda la eficacia de la nueva funcionalidad que identifica tuits agresivos o violentos y limita su alcance.  Esta funcionalidad tiene en cuenta distintos factores para el análisis, como la edad de la cuenta y el parecido de los mensajes con tuits anteriormente identificados como agresivos.  Además, amplía el rango de actuación contra determinados mensajes: antes solo se prohibían las amenazas directas, ahora también la incitación al odio o a la violencia. Y la compañía puede bloquear temporalmente cuentas de usuarios que cometan abusos.

Bromas entre presidentes


El subdirector de la estrategia en internet de la Casa Blanca, Alex Wall, explicó a través de Twitter que la cuenta @POTUS se transferirá a quien resulte elegido como nuevo presidente de Estados Unidos en las elecciones presidenciales de 2016.

"La cuenta de Twitter @POTUS será una nueva forma para que el presidente Obama se relacione directamente con el pueblo estadounidense, con tuits que provendrán exclusivamente de él", explicó Wall en un mensaje en el blog de la Casa Blanca.

Precisamente, esa fue la pregunta que le hizo el presidente Bill Clinton desde su usuario de Twitter @billclinton.

"¡Bienvenido a @Twitter, @POTUS! Una pregunta: ¿el nombre del usuario se queda con el cargo? #preguntadoporunamigo", dijo Clinton, en alusión a las aspiraciones presidenciales de su mujer Hillary, que en abril anunció oficialmente su candidatura para competir por por el Partido Demócrata en las elecciones de 2016.

"Buena pregunta, @billclinton. La cuenta de Twitter se queda en la casa (blanca). ¿Sabes de alguien interesado en @FLOTUS?", le contestó Obama, en referencia al título de FLOTUS (siglas de Primera Dama De Los Estados Unidos, en inglés) que pasaría a Bill si su esposa se convierte en la primera presidenta del país.

La primera dama Michelle Obama, también desde su cuenta @FLOTUS bromeó con que "ya era hora" de que su marido tuviera una cuenta propia, y el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, desde @VP, dio a Obama la "bienvenida al barrio".

La cuenta de @POTUS sigue en Twitter a numerosos funcionarios de su gobierno, a las universidades en las que estudió -Columbia y Harvard- y a expresidentes de EEUU como George H. W. Bush y Bill Clinton, pero por el momento, no sigue a quienes muchos consideran su probable sucesora en la Casa Blanca, Hillary Clinton.

Acerca del autor

Comentarios