Nuevos hallazgos sobre el Apple Watch

Los usuarios ya están probando el reloj y han revelado algunas características ocultas hasta el momento

El pasado viernes se puso a la venta el nuevo reloj inteligente de Apple y a pesar de que lleva tan solo un fin de semana dando vueltas este ha sido tiempo suficiente para que usuarios realicen diferentes pruebas con sus dispositivos y encuentren resultados bastante curiosos y desconocidos hasta el momento.


Uno de ellos es que el cargador del reloj funciona con otros dispositivos. El Apple Watch utiliza un cargador con tecnología MagSage que se adjunta al reloj mediante varios imanes. Diferentes usuarios han probado cargar otros reloj o aparatos similares con el MagSafe y han podido lograrlo. En este video un usuarios carga un Moto 360 Android Wear con éxito y sin necesidad de utilizar un adaptador.

 



 

Otro descubrimiento es que es más a prueba de agua de lo que parece. El reloj de la manzana se anuncia como resistente al agua pero no completamente a prueba de agua. A pesar de la advertencia, un internauta decidió probar su reloj dentro de una piscina por 15 minutos y el dispositivo superó la prueba. Aún así recomienda no abusar del descubrimiento e invita a todos a cuidar sus Apple Watch del agua.

 



 

Además, se carga rápido. Tom Warren, editor del sitio especializado en tecnología TheVerge.com, publicó en su cuenta oficial de Twitter que el reloj se carga verdaderamente rápido. Puede alcanzar entre un 50% y 100% en no más de una hora. Además su batería dura más de la anunciado por la empresa.

Otro resultado es que posee un monitor de presión sanguínea. De acuerdo con iFixit, el nuevo dispositivo de Apple -al menos en su versión Sport- tiene incorporado un medidor de presión sanguínea de última generación.

Por último, el tipo de empaquetado con el que se vende el reloj es diferente para cada modelo. La empresa le presta especial atención al llamado packaging de cada uno de sus productos. Es un vicio heredado de Steve Jobs y que se ha mantenido hasta hoy. La versiones más económicas del reloj se venden en una inmaculada caja blanca de plástico mientras que las más caras le llegan al cliente en unos lujosos empaques de cuero y felpa.

 

 

 

Acerca del autor

Comentarios