Nuevo horizonte para las personas paralíticas: el exoesqueleto

El atleta de 39 años Mark Pollock vuelve hoy a soñar

Tras la decepción que resultó la demostración de un exoesqueleto en la inauguración del Mundial de Brasil 2014 –el que pretendía que la máquina interpretara los pensamientos de la persona para ejecutar acciones–, la tecnología se renovó. Investigadores estadounidenses lograron combinar un exoesqueleto con una nueva técnica de estimulación de la columna, lo que llevo a que Mark Pollock, paralítico desde 2010, pudiera cumplir su deseo: volver a mover sus piernas.

Este exoesqueleto funciona con electrodos pegados a la piel de la espalda, lo que descarta los típicos modelos que incluyen implantes en la cabeza o oiezas robóticas que deben ser controladas a través de un control electrónico.

La idea de este grupo de científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) es recuperar las neuronas "durmientes" de la médula a través de electricidad.

A Pollock le colocaron unos electrodos en la parte inferior de su espalda, desde la altura de los riñones hasta el coxis. Este traje biónico le permitió caminar con la ayuda de unas muletas únicamente.

"Ha sido un momento muy excitante y emotivo para mí. Había dedicado toda mi vida a ser atleta hasta que me rompí la espalda", dijo Mark, en una nota a UCLA.

A diferencia de los exoesqueletos manejados por control remoto, en el que el paciente deja que el robot realice todo el trabajo por él, contribuyendo al deterioro de la masa muscular, este nuevo invento implica cierta actividad por el individuo.

Esta combinación entre el exoesqueleto y la electroestimulación ha logrado avanzar un escalón importantísimo en la bioingeniería.

"Será difícil conseguir que las personas con una parálisis completa caminen de forma completamente independiente, pero aún sin conseguirlo, el hecho de que ellas puedan ayudarse a sí mismas para caminar mejorará mucho su estado de salud y su calidad de vida", explicó un profesor de neurobiología de UCLA.


Populares de la sección