Nueve de cada 10 sufren el "Síndrome de Batería Baja"

El dato surge de una investigación que LG Electronics llevó a cabo en los Estados Unidos

La cuenta regresiva comienza. 60, 50, 40, 30 por ciento. Estamos llegando al punto crítico. El smartphone vibra o suena pero no es una notificación de una red social, un mensaje de WhatsApp o una llamada. Es el aviso de baja batería que nos insta a conectar el móvil a un cargador. Aún falta mucho para llegar de la oficina a casa, donde está el santo grial de la energía. ¿Y ahora qué hacemos?

El "Síndrome de la Batería Baja" hace referencia a la abrumadora sensación que experimentamos cuando la batería del celular se agota, haciendo que se viva al ritmo del dispositivo, cuando debería ser a la inversa. Aunque vale aclarar que no es una verdadera enfermedad o desorden de ansiedad, el concepto ejemplifica el comportamiento de la gente que es capaz de cambiar completamente su rutina diaria, solo para ocuparse de recargar su teléfono. LG Electronics llevó a cabo una investigación que arroja algunos números sobre el llamado "Síndrome de la Baja Batería". El dato fue revelado por Ebiquity que, entre febrero y marzo de este año, llevó a cabo una encuesta en la que participaron 2.000 adultos usuarios de smartphones en EEUU.

Entre otros datos destacados, la encuesta reveló que 9 de cada 10 personas "siente pánico" cuando la batería presenta menos de un 20% de carga disponible, y que cerca del 40% de los usuarios deja de hacer lo que está haciendo y regresa a su hogar solo para cargar su celular. Otros datos interesantes del estudio de LG muestran que el 80% de los encuestados afirman cargar sus teléfonos antes de salir de sus casas aun cuando los dispositivos no lo requieran y que 7 de cada 10 se resisten a prestar sus cargadores o baterías de repuesto por miedo a no tenerlos disponibles cuando lo necesiten; el 41% afirmó poseer 3 o más cargadores y el 60% admitió pedir prestado un celular para mandar un mensaje o hacer un llamado cuando la batería del suyo se está agotando.

Poniendo el foco en los millennials, el 42% dijo que son capaces de faltar al gimnasio para ocuparse de cargar sus smartphones, y el 61% apaga su teléfono para que la batería dure más tiempo. ¿Qué otras acciones llevan a cabo para prolongar la vida de sus baterías? El 50% evita sacar fotos y el 62% deja de acceder a las redes sociales para lograr que sus teléfonos duren un rato más.

El estudio también da cuenta de las consecuencias amorosas del llamado síndrome. Un 60% admitió que perdió contacto con familiares, amigos o parejas para ahorrar batería. Y uno de cada tres confirma que no contestar mensajes o responder llamadas por falta de batería derivó en peleas con sus amigos y parejas.


Fuente: Infotechnology

Populares de la sección