Nokia quiere volver a hacer smartphones

La empresa se encargará del diseño de un nuevo teléfono inteligente para 2016, pero no estará vinculada a la fabricación o distribución del mismo
En 2013 Microsoft compró Nokia y desde entonces ha sido esta la empresa encargada de producir los teléfonos inteligentes de la marca. Sin embargo, el contrato de licencias acabará en 2016 y Nokia tendrá nuevamente la libertad de producir sus propios dispositivos y aprovecharía la oportunidad.

Aún no hay acuerdos oficiales respecto a esta iniciativa pero si efectivamente llegase a concretarse, el camino que tomaría la compañía es el mismo que el de la tableta N1 lanzada el año pasado: hacer el diseño completo y dejar que un tercero, en este caso la empresa china Foxconn, se encargue de la producción, distribución y venta del equipo.

Esta apuesta implicaría para Nokia volver a entrar de lleno en el mercado móvil en una época en la que la competencia es dura y exigente, por lo que la innovación de este nuevo producto deberá alcanzar un estándar bastante alto.

Nokia comprará Alcatel-Lucent en una transacción completamente en acciones que valora a su rival francés en 16.600 millones de dólares, impulsando su negocio de equipos de telecomunicaciones para competir con el líder del mercado, Ericsson. La compañía combinada tendrá cerca de 114.000 empleados.

En lo referente a equipos móviles, se colocará en un sólido segundo lugar, con una cuota de mercado global del 35%, por detrás de la sueca Ericsson, con un 40%, y por delante de Huawei, con un 20%, según la firma Bernstein Research.

Acerca del autor

Comentarios