No es magia, es realidad aumentada

Lo que hasta hace poco era terreno exclusivo de la ciencia ficción ya está disponible para dispositivos móviles

Para los niños será una obra hecha por arte de magia, pero los adultos no dejarán de estar asombrados al ver cómo se transforma la realidad ante sus ojos. Las aplicaciones de realidad aumentada sirven para explicar todo tipo de temas (marketing móvil, búsquedas online, turismo, ciencia, entre otros miles) con contenidos 3D animados gracias a la interacción entre el mundo físico y la tecnología.

Chromville es, por lejos, la más entretenida de esta selección. Es una app educativa diseñada para niños de entre 5 y 12 años, basada en un juego de realidad aumentada en 3D por la que los dibujos cobran vida. Las páginas cuentan la historia de un mundo distante donde el color se desvanece y los personajes están perdiendo su poder; solo el usuario puede salvarlos del desastre.

Para lograrlo, se debe imprimir las láminas coloreables desde el sitio web (Chromville.com) y luego apuntar el smartphone o tableta. El proceso puede resultar complicado la primera vez, pero basta con colocar bien la cámara por encima de la imagen y esperar inmóvil tres segundos. De pronto, el dibujo se eleva sobre el papel.

Si se trata de una planta, se la puede cuidar para que crezca y no se marchite; si se trata del cuerpo humano, se puede cambiar para estudiar el esqueleto o los músculos. Cada objeto en 3D aparece pintado como lo hizo el niño.

La única forma de que Chromville fuese más divertida sería si permitiera dibujar, además de pintar.

Está disponible para iOS y Android sin costo.



Entre juegos

Según los creadores de Chromville, los españoles Pedro Lozano y Héctor Paz, esta app "unifica entretenimiento, educación y nuevas tecnologías, estableciendo nuevos métodos de aprendizaje dinámicos y divertidos donde los niños aprenden jugando".


Esqueletos bailarines

Augment está pensada para el uso de la realidad aumentada como apoyo a la publicidad o decoración, pero también puede ser usada para el entretenimiento y la educación como Chromville.

augment.png

Permite dos grandes cosas: escanear un modelo y compartirlo en 3D –no obstante, eso funciona solo con objetos o marcas que posean un código en su empaque– o usar los objetos que están preinstalados. Y ahí está la diversión. Se puede intervenir la realidad con una botella de refresco, un busto romano o el DeLorean de la saga de Volver al futuro.

La app tiene ocho bibliotecas de modelos: comercialización, arquitectura, diseño, académico, arte y cultura, entretenimiento, industria y médico. También hay un menú para los objetos favoritos de los usuarios que incluye, entre otros, a un esqueleto que baila samba u otro que camina cual zombi.

Augment ofrece licencia gratuita para uso educativo. Solo hay que pedírsela a los desarrolladores. Una vez obtenido el acceso, se puede usar la herramienta para subir hasta 100 modelos en 3D y sincronizar hasta 100 dispositivos móviles. Por ejemplo, podría ser sumamente útil para explicar el ADN en una clase de biología.

Esta aplicación está disponible para iOS y Android sin costo.


Ver y entender

Google Goggles, solo para Android, es una de las primeras apps de realidad aumentada que se lanzaron al mercado y merece estar en la lista, no solo porque tiene el sello de la empresa de Mountain View.

El juego de palabras significa "mirar sin entender" aunque lo que hace es analizar lo que "ve" a través de la cámara del celular. La herramienta capta aquello que tenga sentido: un código QR, una palabra o un monumento. Goggles escanea la imagen y deriva al usuario a una búsqueda, por ejemplo, en Google Maps o en el servicio de traducción, por lo que puede convertirse en un compañero de viaje.