"No creo que exista ninguna duda, es Ricardo III"

Los restos del monarca, que datan de hace 500 años, encontrados debajo de un estacionamiento en la ciudad de Leicester, podrían cambiar la historia de Inglaterra


Fue el rey de Inglaterra, pero terminó derrotado, humillado y odiado. Ahora las cosas pintan mejor para el rey Ricardo III.

Varios científicos anunciaron el lunes que hallaron los restos del monarca, que datan de hace 500 años, debajo de un estacionamiento al aire libre en la ciudad de Leicester, un descubrimiento que los seguidores de Ricardo III dicen inspirará nuevas investigaciones sobre la historia del vilipendiado personaje.

Investigadores de la Universidad de Leicester afirman que las pruebas a las que sometieron el esqueleto, dañado por las batallas y descubierto el año pasado, prueban "más allá de cualquier duda razonable" que es el del monarca, quien murió en la Batalla de Bosworth Field en 1485, y cuyos restos estuvieron desaparecidos durante siglos.

"Ricardo III, el último rey de Inglaterra de la Casa Plantagenet, ha sido hallado", dijo Richard Taylor, secretario general de la universidad.
Ricardo III, el último rey de Inglaterra de la Casa Plantagenet, ha sido hallado", dijo Richard Taylor, secretario general de la Universidad de Leicester

Jo Appleby, especialista en huesos, dijo que el estudio del esqueleto ofreció "un caso altamente convincente de identificación de Ricardo III".

Los Plantagenet fueron una dinastía real cuyos reyes de fuerte temperamento conquistaron Gales, libraron batallas con Francia y ayudaron a transformar a Inglaterra en un floreciente imperio medieval. El último de esa dinastía, Ricardo III, también fue el último monarca inglés en morir en batalla, inmortalizado por William Shakespeare como un usurpador encorvado que dejó atrás un rastro de cadáveres, entre otros los de sus dos sobrinos, asesinados en la Torre de Londres, en su camino al trono.

Las pruebas de ADN a las que sometieron el esqueleto son iguales a las de una muestra tomada de un familiar lejano de una hermana de Ricardo que todavía vive. Turi King, especialista en genética, dijo que Michael Ibsen, un carpintero que vive en Londres, comparte con el esqueleto un segmento poco común de ADN mitocondrial. King dijo que eso, combinado con las pruebas arqueológicas, deja pocas dudas de que el esqueleto sea el de Ricardo III.

Por su parte, Ibsen dijo que estaba "asombrado" de descubrir que era familiar del rey. Ibsen es el tátarasobrino nieto número 17 de la hermana mayor de Ricardo III. "Es difícil de digerir", afirmó.

Cambiar la historia


Mike Pitts, editor de la revista British Archaeology, dijo que las pruebas eran convincentes. "No creo que exista ninguna duda, es Ricardo III", afirmó Pitts, que no está vinculado con el equipo de investigadores del caso.

Agregó que es uno de los descubrimientos arqueológicos más emocionantes en mucho tiempo. "La identificación del rey es sólo el comienzo de una amplia gama de ideas e investigaciones que cambiarán la manera en que vemos este período histórico", explicó.

Ricardo III gobernó Inglaterra entre 1483 y 1485, durante la prolongada batalla por el trono conocida como la Guerra de las Rosas. Durante su breve reinado se implementaron reformas liberales, como el derecho a la fianza y la eliminación de las restricciones al acceso a libros y prensas.

Su reinado fue impugnado y el ejército de Enrique Tudor lo derrotó y asesinó. Enrique tomó el trono con el nombre de rey Enrique VII.

Muchos historiadores dicen que su imagen sanguinaria es injusta y argumentan que la reputación de Ricardo fue manchado por sus sucesores Tudor. Ese es un argumento que retoma la Sociedad Ricardo III, creada para revaluar la reputación de un monarca vilipendiado.



-

Populares de la sección

Comentarios