Niña vende contraseñas criptográficas por US$ 2

La seguridad informática es el negocio de Mira Modi

Mira Modi, de 11 años, utiliza el tradicional método Diceware para la creación de las contraseñas. Consiste en lanzar un dado cinco veces, anotar el número de cinco dígitos y buscar el valor en una lista de palabras predeterminada; el proceso se repite seis veces. La niña lo hace por el usuario a cambio de US$ 2. Una vez que tiene la combinación, la que resulta segura, la manda por correo postal.

Cada vez, Mira tira el dado 30 veces. Lo que obtiene se conoce como una passphrase, cuyo valor radica en que es fácil de recordar, inconexa y segura, producto de una aleatoriedad real. Edward Snowden, exempleado de la CIA y la NSA, recomienda su uso por encima de las contraseñas.

Una vez que el usuario recibe la frase por correo tradicional, puede añadirle guiones o números, para ajustarlo a los requerimientos de los sitios web.

"Todo este concepto de hacer tus propias contraseñas y que sean súper seguras y esas cosas, no creo que mis amigos entiendan eso, pero creo que es genial", dijo Modi a Ars Technica.

Este sitio calcula que, a tiempo completo, Mira podría recaudar US$ 12 por hora, un tercio más que el salario mínimo de Nueva York.