"NeuroRacer", un videojuego rejuvenecedor

Científicos estadounidenses desarrollaron un juego con el que se puede medir y reparar el deterioro neuronal relacionado con el envejecimiento
El cerebro de una persona mayor es más flexible de lo que se cree y con un entrenamiento concreto se podría evitar que aptitudes como la atención, la memoria o la capacidad de realizar varias tareas a la vez disminuyan con la edad.

Esto es lo que sugiere la investigación realizada por un grupo de científicos de la Universidad de California, publicada el miércoles en la revista científica británica Nature. Los investigadores desarrollaron un videojuego con el que se puede medir y reparar el deterioro neuronal relacionado con el envejecimiento.

Para comprobar su hipótesis, los científicos pidieron a un grupo de expertos en tecnología y entretenimiento que diseñaran un juego de conducción, al que llamaron NeuroRacer, en el que el jugador podría tener una única tarea o varias al mismo tiempo.
Me gusta la idea de que se pueda intervenir en el envejecimiento de las personas y que los mayores puedan mejorar sus capacidades cognitivas jugando", dijo Gazzaley, principal autor del estudio

"Una de las condiciones del videojuego fue que los jugadores estuvieran expuestos a distracciones durante las partidas para analizar su atención y su capacidad de multitarea", explicó en rueda de prensa Adam Gazzaley, jefe del proyecto.

Tras probar el juego con un grupo de personas de entre 20 y 79 años, los investigadores corroboraron que los participantes de más edad tenían más dificultades para superar la versión con varias tareas simultáneas.

Posteriormente, se centraron en personas de entre 60 y 85 años, a quienes dividieron en diversos grupos para que jugaran versiones diferentes del NeuroRacer en un periodo de tres horas a la semana durante un mes.

Pasado el primer mes de entrenamiento, los científicos comprobaron que el grupo que jugó a la versión multitarea de NeuroRacer mejoró su capacidad de desempeñar dos funciones simultáneas que requerían gran atención.

Tras seis meses de continuado entrenamiento, no solo mejoraron esa capacidad sino que también llegaron a superar los resultados de los jóvenes de 20 años que no se habían entrenado de esa forma.

"Me gusta la idea de que se pueda intervenir en el envejecimiento de las personas y que los mayores puedan mejorar sus capacidades cognitivas jugando", dijo Gazzaley.

Cambios en el cerebro


Para demostrar sus resultados, el equipo de científicos de California también midió la actividad cerebral de los participantes a través de electroencefalografías, tanto antes como después de exponerse al entrenamiento.

"El juego provocó cambios en el cerebro", declaró el científico en referencia a la mayor actividad que se registró en las ondas "theta" del cerebro de los participantes, asociadas a la memoria plástica y la capacidad de aprendizaje.

Según el investigador de California, el entrenamiento continuado con NeuroRacer también trajo consigo mejoras en la memoria de trabajo y en la atención de las personas mayores.
El juego provocó cambios en el cerebro", dijo el científico

"Esta es una prueba importante que confirma lo que se puede conseguir con estas terapias, como diagnosticar deficiencias neuronales o mejorar las capacidades cognitivas del cerebro", añadió el jefe del proyecto.

Aunque Gazzaley reconoce que aún queda mucho trabajo por delante, ya han comenzado nuevas investigaciones, también con videojuegos, en los que pretenden estudiar este tipo de terapias en jóvenes y niños.

Acerca del autor

Comentarios