NASA lanzó satélite para mejorar la predicción del clima

El observatorio SMAP debe realizar mediciones muy precisas de hielo y agua en el suelo
La NASA lanzó con éxito este sábado un nuevo satélite de observación terrestre para proporcionar mapas de alta resolución a científicos que muestren cuánta humedad hay en el suelo, con el objetivo de mejorar las predicciones climáticas.

Tras dos aplazamientos, el observatorio SMAP (Soil Moisture Active Passive) despegó sobre un cohete United Launch Alliance Delta II desde la base de Vandenberg, en California, informó la agencia espacial.

El satélite, que está dotado de dos instrumentos: un radiómetro y un radar, debe realizar mediciones muy precisas de hielo y agua en el suelo.

Los mapas de alta resolución que llegarán a los científicos deberían ayudar a prepararse para el futuro, donde se esperan severas sequías y tormentas más frecuentes. Éstos proporcionarán a los expertos mejores herramientas para predecir cómo los cultivos y los bosques cambiarán si el planeta se calienta.

La humedad del suelo, así como la del aire, juega un papel importante en la predicción del tiempo y en el conocimiento de los ciclos del agua y la dinámica del cambio climático, según los científicos de la NASA.

"El receptor de a bordo del satélite es extremadamente sensible", dijo Jeff Piepmeier, jefe del radiómetro Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland (este).

SMAP es una misión de 916 millones de dólares que durará al menos tres años. Es parte de un programa más amplio de proyectos científicos de la Tierra en el espacio para comprender mejor el cambio climático y el aumento del nivel del mar y el estado de las reservas de agua dulce en el planeta, explicó la jefa de la misión de la NASA.

"Nuestros satélites en órbita y las observaciones de la tierra y el aire afectan a los signos vitales de la Tierra", dijo.

Acerca del autor

Comentarios