Nacieron cachorros de los raros guepardos reales

En una camada de cinco, dos tienen esta infrecuente mutación genética que se caracteriza porque las manchas de su piel confluyen en líneas longitudinales sobre el lomo y no como dibujos moteados


Dos guepardos reales, de los que se calcula que existen solo un par de docenas de ejemplares en cautividad, nacieron el 6 de enero en el zoológico tokiota de Tama.

Los dos ejemplares, que a causa de una mutación genética se caracterizan porque las manchas de su piel confluyen en líneas longitudinales sobre el lomo, forman parte de una camada de cinco cachorros, tres de los cuales nacieron con dibujos moteados normales.

Los dos guepardos reales, un macho y una hembra que aún no tienen nombre, pesan actualmente en torno a 1,5 kilos, explicó la portavoz del zoológico, que afirmó que probablemente se convoque un concurso para bautizar a los cachorros.

El zoológico, situado en la localidad de Hino, tiene previsto comenzar a mostrar al público, tanto a la pareja de guepardos reales como a sus tres hermanos, en torno al mes de marzo, cuando el clima sea más cálido, dado que estos animales son muy sensibles al frío.

La madre, un ejemplar de 9 años llamado Sumire (un tipo de violeta japonesa) y traído de Sudáfrica, ya dio a luz hace dos años a un guepardo real hembra llamada Nadeshiko (otra flor nipona), por lo que se cree que es portadora del gen recesivo que está detrás de este peculiar pelaje, pese a ser un ejemplar moteado normal.

El zoológico de Tama, donde también nacieron en octubre de 2011 otros dos guepardos reales llamados Ibuki y Woshren, es el único de Japón que posee estos extraños felinos.

Comentarios