MWC 2017: con sabor a poco

Cromo viajó a Barcelona para descubrir las últimas tendencias sobre soluciones móviles pero, contrario a lo que se esperaba de este evento, la presentación de una nueva tecnología disruptiva brilló por su ausencia
La duodécima edición del Mobile World Congress (MWC) no quedará en el olvido. La feria de tecnología enfocada en soluciones móviles más grande del mundo, que se realizó en Barcelona (España) del 27 de febrero al 2 de marzo, tuvo su récord de participantes con 110 mil personas registradas, una cifra muy superior si se la compara con los 67 mil visitantes de 2012.

Organizado por la asociación GSMA, que representa a los operadores de móviles de todo el mundo, el MWC presentó novedades como los celulares con pantallas que dominan toda la parte frontal (sin botones físicos ni marco), cámaras duales, sistemas de reconocimiento del iris y fabricados a prueba de caídas y golpes; además de autos conectados, tabletas, relojes inteligentes, realidad virtual y el despliegue de la tecnología 5G. Es decir, se vieron muchas tendencias que, de hecho, ya fueron protagonistas en otros años, y ninguna disruptiva.

Las novedades de las firmas de telefonía no acapararon tanto la atención de los participantes como en otras ediciones, entre otros motivos porque Samsung, uno de los gigantes del sector, no presentó la última versión de su teléfono insignia, el Galaxy S8, y lo suplió con tabletas y realidad virtual. Además, Mark Zuckerberg no aceptó este año la invitación, por lo que se le dio lugar al CEO de Netflix, Reed Hastings, y a John Hanke, creador de Pokémon Go, aunque ninguno generó la misma expectativa.

Vehículos conectados

Los dispositivos que se conectan a internet fueron uno de los principales atractivos de la feria. Aunque muchos miraban con curiosidad distintas soluciones orientadas a la ciudad inteligente, que tienen por objetivo ser más amigable con el medio ambiente y simplificar la vida de los ciudadanos, los protagonistas indiscutidos de este rubro fueron los autos conectados.

Fabricantes como BMW, Ford, Mercedes, Peugeot y Volkswagen, entre otros, presentaron sus últimos modelos enfocados en la interacción de los vehículos con su entorno y conducción autónoma. Los asistentes podían subirse a los coches, mientras un guía ocupaba el lugar del copiloto para explicar las funciones del sistema inteligente. Básicamente todos tienen una gran pantalla frontal y táctil desde donde se accede al GPS, radio de cualquier país, indicadores de todo tipo sobre el auto, el estado del clima, del tráfico y hasta de vuelos comerciales. Además, se sincroniza con el smartphone de tal modo que ya no es necesario utilizarlo mientras se conduce.

Más allá de las similitudes, cada cual tiene sus particularidades. Bosch presentó una tecnología de reconocimiento facial para identificar a los conductores, así como la posibilidad de abrir y arrancar el auto a través del smartphone. En tanto, Ford anticipó que integrará el asistente virtual Alexa, de Amazon, en sus vehículos. Un dato: el valor de estos automóviles ronda los US$ 85 mil.

Las motos conectadas también estuvieron presentes en el MWC. El modelo TMax, de Yamaha, se comercializa con una aplicación móvil que provée de todo tipo de notificaciones a su propietario: consumo de combustible, recorridos realizados, historial de todo tipo, promedio de velocidad y hasta una alarma que suena si alguien toca al vehículo cuando está en la calle para evitar robos. A cambio de esto, su propietario debe pagar una cuota mensual de unos US$ 10.

MWC 2017 smartphone afp.JPG

Seguridad de la información

El sueño de contar con electrodomésticos conectados a internet está tomando forma. Desde lámparas hasta tostadoras, ya es posible gestionar estos dispositivos desde los smartphones. Sin embargo, no todo es color de rosa, ya que a medida que las personas conviven con más aparatos que se conectan a internet, aumenta la probabilidad de sufrir un ataque informático.

A propósito de este panorama, y aprovechando los días del evento, el proveedor de productos de seguridad digital Avast realizó un experimento sobre los dispositivos inteligentes de Barcelona y así identificó que el 41% de los routers son fácilmente vulnerables. Además, descubrió más de 22.000 webcams y monitores para bebés en la misma situación, lo que significa que los cibercriminales podrían transmitir los videos en vivo en internet.

En diálogo con Cromo, Gagan Singh, presidente de la división de móviles de Avast explicó: "Aquellos que posean un smart TV deberían descargar un software de seguridad para estar protegidos. En tanto, a los que cuenten con dispositivos conectados les conviene adquirir un router con un firmware de seguridad embebido, que envía alertas al smartphone del propietario en tiempo real si se produce algún ataque. Para eso solo hay que verificar que el fabricante tenga algún acuerdo con un proveedor de seguridad informática". Y agregó: "Más allá de las posibles amenazas, no es cuestión de tener miedo sino de ser precavidos a la hora de elegir su próximo equipo conectado, además de seguir buenas prácticas tales como utilizar contraseñas robustas y cambiarlas periódicamente".

En este contexto, Avast lanzó la nueva versión de sus productos insignia de software de seguridad para el hogar que incluye un motor de seguridad más sólido y las ventajas del análisis avanzado basado en la nube, tiempos de detección más rápidos, así como capas adicionales de protección.

MWC 2017 uso smartphone efe.JPG

El dispositivo más preciado

El teléfono inteligente es el objetivo que más se usa a diario, según reveló Google en el marco de la feria. Para más de la mitad de usuarios, el smartphone es la forma preferida que tienen para desarrollar tareas cotidianas como ver la hora (60%) o establecer una alarma (61%), indicó la investigación de la compañía. Además, dos de cada tres sondeados aseguran que el celular es su principal herramienta para tomar fotografías. Al momento de escuchar música, la mitad de las personas prefiere hacerlo desde un teléfono.

A propósito, durante el MWC varias marcas presentaron sus nuevos modelos. Entre estos se destacaron los de dos compañías que intentan volver a nacer con sus lanzamientos: Nokia y BlackBerry. En ambos casos, los equipos están diseñados para "nostálgicos". De hecho, la Nokia presentó tres modelos Android y una reedición del clásico 3310. Este último fue el que más atención recibió por parte de los asistentes, ya que su versión original fue el segundo celular más vendido en su historia, después del Nokia 1100.

La versión 2017 del Nokia 3310 tiene una pantalla color de 2,4 pulgadas, y el juego de la viborita. Si bien incluye Facebook Messenger, no incorpora WhatsApp. Además, ofrece conectividad 2G y una cámara de dos megapíxeles a un precio de 45 euros. Al momento de la prueba, este teléfono desilusiona ya que incorpora funcionalidades de antaño y carece de las características hoy más usadas.

Por su parte, el nuevo BlackBerry también parece estar diseñado para las personas que desean volver el tiempo atrás. De la mano de la marca china TCL, este modelo llamado KeyOne también viene con Android. Además, cuenta con pantalla de 4,5 pulgadas, carga rápida, sensor de huellas y una cámara de 12 megapíxeles.

MWC 2017 afp.JPG

Asistentes virtuales

La inteligencia artificial ya está entre nosotros aunque todavía tiene un largo camino por recorrer para madurar. A lo largo del MWC se pudieron ver numerosos asistentes digitales que permitirán cada vez más que el ser humano recurra al lenguaje natural para relacionarse con la tecnología.

Los especialistas explicaron en la feria que próximamente podremos comprar pasajes de avión o ser atendidos ante nuestra queja por un producto comprado sin que intervenga un humano, ya que un software basado en inteligencia artificial nos asistirá de inmediato. Según la consultora IDC, en 2020 el 40 % de las transacciones comerciales mundiales utilizará algún tipo de asistente digital.

Más allá de las novedades dadas a conocer en la feria, el MWC fue, sin dudas, el punto de encuentro de personas de todo el mundo para generar reuniones de negocios, impactar a los visitantes y medirse con los competidores. No obstante, terminó sin dejar claro cuál es el "Próximo Elemento" ("Next Element", su lema de esta edición) tecnológico que sorprenderá. Habrá que esperar otro año.

Lo mejor

Wifi
El acceso a internet funcionó de maravillas. Además de ser gratuito, había carteles por todo el predio informando qué red convenía elegir y su contraseña.

Robocar
Se trata del primer coche de carreras eléctrico y autónomo que competirá en Formula E. Este modelo se lanza luego de un trabajo en equipo con empresas como Visa, Michelin y Allianz. Según comentaron los ejecutivos, el auto pesa 975 kilos y mide 4,5 metros de largo por 2 metros de ancho, por lo que es considerablemente más grande que un vehículo de Fórmula 1. Además viene cuatro motores para que el vehículo pueda alcanzar los 320 kilómetros por hora.

Lo peor

Gadgets
Históricamente, las marcas aprovechaban esta feria para realizar sus últimos lanzamientos para el consumidor final. Sin embargo, en esta oportunidad la mayoría de los stands estaban enfocados en el cliente empresarial. De hecho, se notaba escasa presencia del cliente hogareño.

Smartphones
Si bien varias marcas hicieron lanzamientos (ver Los cinco mejores celulares del MWC), ningún modelo se destacó por encima de los otros. Sin dudas, hace tiempo que en este tipo de dispositivo no surgen innovaciones destacables.

Lo curioso

Sorpresas
Un vestido de boda con leds que cambian de color según el humor de la novia, un móvil que resiste martillazos, una sillita infantil que avisa al conductor si el bebé se mueve y un chip y una aplicación que permiten vigilar a focas y leones marinos, fueron otras de las curiosidades que más llamaron la atención de los asistentes.




Populares de la sección

Acerca del autor

Débora Slotnisky