Música que se puede tocar

Además de escuchar las canciones, el proyecto Reify las hace visibles con realidad aumentada y les da volumen para vivir la experiencia de un sinestésico

Con el objetivo de mezclar sensaciones, un grupo de diseñadores e ingenieros lanzaron su proyecto en Kickstarter que combina sonido, texturas y realidad aumentada y le da una estructura física a las canciones de los artistas.

Se trata de pequeños tótems impresos en 3D con la información de las ondas sonoras de un tema. Eso se combina con una app móvil que permite escanear la escultura para visualizarla en realidad aumentada. Cada tótem es único y representa a una canción diferente y cuando se apunta la cámara del celular hacia la escultura se puede ver una animación que se mueve al ritmo de la música.

La experiencia podría ser definida como sinestesia digital, una versión creada con tecnología de la sinestesia real, una condición que sufren algunas personas y que los hace mezclar sensaciones: pueden ver un sonido y escuchar un color.

La empresa que busca el apoyo económico de los internautas a través de la web de financiación colectiva se llama Reify y tiene la meta de conseguir US$ 150.000 en menos de un mes.


Populares de la sección