Música inteligente: la banda sonora para tu estado de ánimo

El álbum es cosa del pasado. Ahora las listas de reproducción se arman según el humor, la actividad y hasta el tiempo. La ciencia no cree que sean infalibles


Para los días de síndrome premenstrual en las mujeres, para las noches de boliche o recordar el amor maternal en el día de la madre existe una playlist. También hay listas de canciones para aquellos que se sienten solos, quienes están de buen humor, les gusta hacer ejercicio en diferentes intensidades, desde yoga hasta boxeo, e incluso para tener sexo.

Las listas de las 100 canciones más felices o las 20 más románticas no son nada nuevas. Sin embargo, ahora evolucionaron a playlists hiperespecíficas. En el servicio de música en línea Spotify, por ejemplo, existe una que se llama  "Día de pago".

De hecho, Spotify tiene listas de canciones para casi todos los estados de ánimo, actividades o climas. Estas playlists son elegidas entre los miles de millones de compilaciones creadas por los usuarios o inspiradas en algunas de las más populares. La tarea de curaduría está a cargo de un grupo de 35 musicólogos y periodistas del rubro.

Pero, ¿puede una máquina, un algoritmo o un especialista darle a alguien la canción exacta que necesita?

 La ciencia de la música


La canción de Pharrell Williams, Happy, fue descrita por muchos medios como “la canción más feliz del año”. Para poner a prueba este honor, se publicó una versión del videoclip del tema con una particularidad: se le sacó la música y se dejó solamente el sonido del material filmado. Al ver el resultado, no queda duda de que la clave de la felicidad que irradia está en lo que se escucha.

Marisa Pedemonte, doctora en medicina y biología, explicó a Cromo que no hay pruebas científicas que comprueben que determinadas canciones pueden generar ciertos sentimientos. Según explicó, lo que sí hay son fenómenos sociológicos que se pueden asociar a una persona en particular y que determinan las emociones que una cierta música le puede producir.

“No hemos podido hacer el vínculo entre la ciencia, los estudios serios y el saber dónde en el cerebro la música genera una idea”, dijo Pedemente. No obstante, agregó, “hay ritmos que caen muy bien independientemente del estilo musical. Eso tiene que ver con la interacción entre el ritmo de la música y el ritmo del cerebro, pero dónde está funcionando y qué es lo que pasa no se sabe”.

Para la doctora, la idea de auriculares como los Mico, que dicen adivinar las emociones de los usuarios (ver recuadro), “es vender fantasía”. “No son serios, ni basados en un trabajo consistente”, afirmó. Según Pedemonte, para cada individuo los sentimientos hacia la música varían de acuerdo a su contexto, vivencias y gustos.

En eso, la musicóloga Amparo Alonso está de acuerdo. “Es difícil que haya algo que masivamente sea igual para todos. No somos tan estereotipados”, explicó. Sin embargo, Alonso sostuvo que muchas veces las reacciones de la gente a ciertos tipos de música son parecidas. “Es un intercambio de subjetividades“, afirmó.

Alonso explicó que la música tiende a provenir de las emociones de los artistas, lo que muchas veces puede generar empatía en quien la escucha. “Las personas aprendemos a reconocer las emociones en gestos y tonos, y sabemos si estamos en una situación amistosa u hostil aun antes de saber el lenguaje”, dijo.

 Ritmo y tono


La musicóloga identificó algunas características que puede tener la música para generar ciertos tipos de emociones. Por ejemplo, los tonos mayores producen más entusiasmo y los menores, como una balada o una milonga, invitan a la melancolía o a la reflexión emotiva, explicó Alonso.

En cuanto a los ritmos, es aceptado que si la música tiene un ritmo ágil puede llamar al movimiento, sostuvo. Incluso cuando la canción tiene un ritmo con intervalos breves y una letra que genera tristeza, al oírla puede transmitir alegría.

Por el contrario, cuando el ritmo va descendiendo, “tiende a aquietar, a serenar”, señaló. De hecho, Alonso explicó que si la música tiene un ritmo parecido al del corazón, quien lo escucha se va a sentir calmado.

A pesar de que no existe una lista de canciones universal para determinado estado de ánimo o actividad, muchos usuarios recurren a estos servicios y aplicaciones que prometen una curaduría musical. Es que también pueden servir para descubrir nuevos artistas y hasta dejar salir ciertos sentimientos.


Tecnología para la música inteligente


 

Moodagent

Es una aplicación que sirve para ordenar la música, pero no con categorías tradicionales. Moodagent mide el grado de sensualidad, sensibilidad, alegría y ritmo de las pistas. De esa manera, le proporciona al usuario una lista de canciones que le pueden gustar, usando como referencia la canción que está escuchando en el momento. Además, permite regular la cantidad de cada una de estas categorías y así escuchar música que se adapte a lo que uno necesita. En un día feliz, basta con subir la cantidad de felicidad que se quiere y listo: playlist preparada. Esta aplicación se puede bajar para Spotify, lo que amplía la lista de canciones recomendadas.

Mico

Un hombre se pone unos auriculares, ellos leen sus ondas cerebrales y le sugieren una canción. “Esta es exactamente la banda en la que estaba pensando”, comenta sorprendido. La situación se ve en un video que muestra las pruebas que diferentes personas hicieron de los auriculares inteligentes Mico, un proyecto de los japoneses de  Neurowear. Según sostienen en su página, los Mico leen las ondas cerebrales de la persona, captan su estado de ánimo y le ordenan a su iPhone que le pase una canción que refleje esa emoción. Los auriculares dicen basarse en la “inspiración desde el inconsciente”, y por ahora es un proyecto, por lo que no están a la venta.

Songza

El curador de música Songza usa el día, lugar, dispositivo desde el que se escucha, historial de comportamiento del usuario y hasta el clima para recomendar canciones. La aplicación promete brindar “miles de playlists originales curadas por expertos en música”, que además se pueden compartir en Facebook y Twitter. De acuerdo con el sitio Techcrunch, en un futuro la aplicación va a generar patrones basados en las actividades del usuario para sugerirle música aun más personalizada. Por ejemplo, si la persona suele ir al gimnasio, le va a recomendar música con un ritmo más intenso. Esta aplicación es gratuita y está disponible para iOS y Android.


Comentarios