Murió Arturo; el último oso polar de Argentina

Ocurrió el domingo en el zoológico de Mendoza, donde vivía hace 22 años

El pasado domingo murió Arturo, el último oso polar de Argentina radicado en el zoológico de Mendoza. Desde el 2012, cuando murió Pelusa, su única compañera, distintas organizaciones ecologistas juntaron alrededor de 400.000 firmas para trasladarlo a una reserva natural en Canadá pero la iniciativa fue frenada debido al mal estado de salud del oso de 31 años.

Según El País de España, han muerto más de 70 animales en lo que va del año dentro del zoológico y está cerrado al público desde el pasado mes de mayo. Entre los animales que murieron se encuentran más de 10 ciervos por intoxicación.

Arturo nació en 1985 en Colorado (Estados Unidos) y fue trasladado a Mendoza con ocho años. El oso polar iba en detrimento desde principios de año con falta de apetito y disminución de peso. De acuerdo con el gobierno de Mendoza, el animal murió debido a su avanzada edad y había entrado en un cuadro clínico terminal irreversible hace unos días.

La pérdida de esta icónica especie del zoológico que alberga alrededor de 2.000 animales puso en cuestión el futuro del mismo, debido a las malas condiciones en las que viven estos seres vivos. Entre las opciones se discute su cierre definitivo o convertirlo en un ecoparque como ocurrirá con el zoológico de Buenos Aires.

Soledad Sede, portavoz de Greenpeace, dijo en un comunicado: "Arturo fue un caso testigo. Esperamos que sea el último oso polar retenido en un zoológico de nuestro país y que su caso obligue a las autoridades a rever la situación de las demás especies exóticas que sobreviven en su misma situación".

En diálogo con El País de España, Claudio Bertonatti, asesor de la Fundación de Historia Natural Félix de Azara afirmó: "Está cerrado porque es un desastre, es inmostrable (...) aunque uno le pudiera ofrecer a Arturo un hotel 5 estrellas, un oso polar no tiene nada que hacer en Argentina". A su vez, afirmó que los zoológicos argentinos no han sabido adaptarse a los desafíos ambientales debidos al avance agrícola, la ganadería y la urbanización.