Mujeres, una distracción en el laboratorio, según un nobel

El bioquímico Tim Hunt tuvo que pedir perdón por sus comentarios machistas sobre el papel de las mujeres en la ciencia

El bioquímico británico y nobel de medicina Tim Hunt lamentó unas declaraciones afirmando que es un problema trabajar con mujeres porque lloran enseguida y se enamoran.

"Déjenme que les cuente cuál es mi problema con las mujeres", empezó durante una intervención en una conferencia reciente, "ocurren tres cosas cuando están en un laboratorio: te enamoras de ellas, ellas se enamoran de ti, y, cuando las criticas, lloran", dijo, antes de definirse como un "cerdo machista".

En respuesta, el científico de 72 años –que compartió el Nobel por su trabajo sobre la división de las células– reconoció que fue "muy estúpido". "Lamento de verdad la ofensa. Fue horrible, no la busqué, solo quería ser honesto", explicó.

"Es muy importante poder criticar las ideas de la gente sin criticarles a ellos, si se ponen a llorar hacen que tiendas a frenarte y no decir toda la verdad", aseguró.

Insistió además en que enamorarse "es muy perturbador para la ciencia".

Connie St Louis, una profesora de periodismo científico de Londres que estaba en la conferencia de Corea del Sur dijo que la experiencia fue "horrible". "Lo que dijo no es divertido. Básicamente estaba diciendo que las mujeres deben estar separadas de los hombres en el laboratorio", explicó a BBC.

La Royal Society, a la que pertenece Hunt, inmediatamente se distanció de los comentarios del nobel, afirmando que estas no representaban a la organización, que agrupa a los científicos más prestigiosos de Reino Unido.

La polémica surge días después de que Shrinivas Kulkarni, astrónomo del instituto Cal Tech de EEUU, afirmara que los científicos son “niños con juguetes” y que la ciencia es cosa de hombres.


Fuente: Cromo y AFP