Mueren más personas por selfis que por ataques de tiburones

Tomarse una autofoto en lugares peligrosos puede derivar en accidentes potencialmente mortales

En lo que va del año han muerto más personas a causa de selfis que personas por un ataque de tiburón: 12 fallecidos contra ocho. Suena a broma pero no lo es; una autofoto en un lugar peligroso puede conducir a un accidente potencialmente mortal.

La última víctima ha sido un japonés de 66 años que cayó por las escaleras del Taj Mahal en India cuando trataba de sacarse el autorretrato perfecto. Cuatro de las 12 muertes registradas en 2015 fueron producto de caídas, informó el sitio Mashable. La siguiente causa principal de muertes relacionadas con las autofotos es ser atropellado por un tren.

Hay quienes argumentan que las selfis no son la causa directa de las muertes, sino que son el mecanismo subyacente de los accidentes que derivan en la muerte de la persona, mientras que el ataque de un tiburón es la causa de la muerte por sí misma. Un artículo del Washington Post señala que las personas sufren accidentes por causa de sus distracciones todos los días. Por ejemplo, una persona que se distrae con la radio y choca al auto de adelante, alguien que piensa en unas vacaciones y se quema con el horno, entre otros, pero que de estos casos no se hacen eco los medios de comunicación.

Las selfis preocupan en acontecimientos deportivos, zoológicos y corridas de toros en los que se han prohibido el uso de los palos. Además, el Ministerio del Interior de Rusia publicó en julio una guía para enseñar a sus ciudadanos cómo sacarse fotos de forma responsable. De acuerdo con el gobierno ruso, momentos inadecuados para tomarse una selfi son a bordo de un barco, mientras se conduce un vehículo, en medio de una calle, subiendo escaleras, escalando una montaña, durante tiroteos y colocando una antena en la azotea.

"Con todas las ventajas del mundo moderno, aparecen nuevas amenazas", dijo la subsecretaria del Interior Elena Alekseeva. Y agregó: "Queremos recordarle a los ciudadanos que la búsqueda de un 'me gusta' en las redes sociales puede conducirlos al camino de la muerte".