Miles de perros son sacrificados en China

Una investigación encubierta de PETA descubrió cómo se mata a cientos de estos animales para fabricar prendas de ropa y accesorios con su piel
Miles de perros son sacrificados en China para confeccionar con su piel guantes, zapatos y otros productos de peletería, y algunos de ellos son exportados a todo el mundo, denunció la organización ecologista PETA (siglas en inglés de Personas por el Tratamiento Ético de los Animales).

En un informe que incluye fotos y videos tomados clandestinamente en el interior de fábricas chinas del sector peletero, PETA revela que algunos mataderos llegan a sacrificar 100 o 200 perros al día para confeccionar con ellos cuero para accesorios de piel tales como cinturones, muñecos o incluso chaquetas.

La grabación publicada por la ONG comienza alertando que "este podría ser el peor video que verás en tu vida" y muestra cómo se golpea y sacrifica a varios perros en una fábrica. "Los perros aterrorizados que se ven aquí son solamente unos de los ejemplares victimizados en un negocio donde causar dolor y sufrimiento es el procedimiento de operación común".

Se puede acceder al material a través de este link, pero advertimos que las imágenes pueden herir sensibilidades debido a que contienen un alto grado de violencia.

PETA documentó cómo es el proceso de convertir la piel de perro en guantes y otros accesorios y el dueño de una de las plantas comentó al investigador que en el momento de la visita tenía alrededor de 30.000 piezas de cuero de perro semiprocesado.

"Gran parte del cuero del mundo proviene de China, donde no hay leyes que castiguen el abuso contra animales sacrificados por su piel", advierte la organización, que afirma que tras su estudio "la gente debe pensárselo dos veces antes de volver a comprar algo con cuero".

El estudio, que duró un año en finalizarse, se ha realizado mediante visitas a tres mataderos y seis fábricas de China, que según PETA producen también objetos que después se exportan a otros mercados, aunque el informe no da nombres concretos.

El cuero obtenido de los perros es más grueso y de peor calidad que el procedente del ganado vacuno u ovino, por lo que suele venderse más barato. La ONG instó a los ciudadanos de todo el mundo a no consumir ningún producto fabricado con cuero en protesta contra esta industria.

En los últimos años, en China ha crecido la concientización contra el maltrato a los animales, con especial sensibilidad hacia los perros, que también son en ocasiones consumidos en restaurantes, aunque muchos de ellos están circunscritos a regiones aislados del país, como el sur del país o zonas habitadas por la etnia coreana.

En este proceso se han producido "liberaciones" de cientos de perros que eran llevados a mataderos para usar su carne o su piel, y también ha habido muchas voces que han pedido el cierre del famoso Festival de la Carne de Perro de Yulin, en el sur del país.

Comentarios