Mil especies más en peligro de extinción

La Lista Roja de la organización internacional IUCN incorporó nuevas especies animales y vegetales en amenaza, pero también quitó algunas que han mejorado su estado de conservación
La última versión de la Lista Roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), trajo sobre todo malas noticias. Según el documento que da a conocer el estado de conservación de especies de animales y plantas a nivel global, hay mil nuevas especies amenazadas en comparación con el año pasado.

La organización estudió un total de 71.576 especies de las cuales 21.286 están en peligro de extinción. De ellas, el 20% de ese total está en peligro crítico de extinción y dentro de ese rango hay 200 especies de pájaros.

Entre los nuevos ejemplares en amenaza se destacan el okapi, también conocido como jirafa de bosque, que es símbolo nacional de la República Democrática del Congo, y la polluela especulada, que es una extraña ave que habita en algunas regiones de África.

Por otra parte, la población de algunas especies de albatros, una especie de tortuga y otra de la familia de los zorros se ha recuperado.

En decadencia


El okapi (Okapia johnstoni) es un pariente cercano a la jirafa y se sumó a las especies en peligro de extinción. Habita únicamente en las selvas tropicales del Congo y ahora está solo a un paso del grado máximo de riesgo. Las principales amenazas, que se vienen advirtiendo desde hace casi dos décadas, son la caza furtiva, la pérdida del hábitat y las consecuencias de la concentración de rebeldes y mineros ilegales en las cercanías a sus paraderos.

Por otro lado, la polluela especulada (Sarothrura ayresi), una pequeña ave que habita en Etiopía, Zimbabwe y Sudáfrica, es la última especie en unirse a la extensa lista de  aves en peligro crítico de amenaza. La destrucción y la degradación de su hábitat natural, producto entre otras cosas de acciones ganaderas y agrícolas, han llevado a esta creciente desaparición.

Las pocas buenas noticias


Entre tanta mala noticia, la Lista Roja también trajo alguna que otra esperanza. Dos especies de albatros, una de las aves más amenazadas, aumentaron en número de ejemplares y, por lo tanto, su riesgo de extinción disminuyó.

El albatros de ceja negra (Thalassarche melanophrys) pasó de estar en peligro de extinción a estar amenazada. Eso significa una ligera mejoría. Por su parte, el albatros de patas negras (Phoebastria nigripes) pasó de ser una especie vulnerable a estar en la categoría de "casi amenazada". La fuerte incidencia en la pesca es el principal factor de riesgo en este tipo de animales.

Por su parte, el zorro isleño (Urocyon littoralis) permanecía en una situación de amenaza crítica pero ahora está en casi amenazada. Cuatro subespecies de este animal que habitan en seis de las islas del Canal de California, frente a las costas del lado sur del Estado, sufrieron caídas catastróficas en el número de ejemplares a mediados de la década de 1990, como consecuencia principalmente de enfermedades y acciones de especies que no son nativas de la región, como el águila real.
Esta nueva actualización de la Lista Roja muestra algunos avances fantásticos en materia de conservación, de los cuales tenemos que aprender para futuros esfuerzos de conservación", dijo Jane Smart, director general de IUCN

La especie de tortuga conocida como tortuga laúd (Dermochelus coriacea) también presentó un esperanzador incremento en su población global. Pasó de estar en peligro crítico de extinción a ser vulnerable, y la especie continúa haciendo frente a los serios problemas de reducción poblacional que la vienen amenazando.

La tortuga laúd es la mayor de todas las tortugas vivientes. Es una sola especie que comprende siete subpoblaciones biológicamente y geográficamente disímiles. En este caso, a su vez, se da que existen diferencias en la situación actual del animal dependiendo de la región: solo al noroeste del Océano Atlántico las iniciativas de conservación de la especie se están llevando a cabo de forma exitosa. Las principales amenazas son la alta recolección de huevos y la gran densidad de pesca.

“Esta nueva actualización de la Lista Roja muestra algunos avances fantásticos en materia de conservación, de los cuales tenemos que aprender para futuros esfuerzos de conservación", dijo Jane Smart, director general de IUCN.

Y agregó: “Sin embargo, el mensaje general sigue siendo malo. Con cada nueva actualización, si bien vemos que algunas especies mejoran su situación, hay un número mayor de especies que entran en categoría de 'amenaza'. El mundo debe incrementar los esfuerzos para evitar esta tendencia devastadora”.

Comentarios