Microsoft y su mal ojo para las inversiones

En las últimas dos décadas, la compañía ha invertido miles de millones de dólares en comprar o financiar distintas firmas tecnológicas que, en general, dieron malos resultados. Mirá el interactivo con su historia

 

Microsoft llegó a un acuerdo para comprar el negocio de teléfonos de Nokia por US$ 7.200 millones, pero no hay garantía de que adquiriendo al pionero de los teléfonos celulares acelere su lento paso desde una compañía de software de computadoras personales hacia la computación móvil.

Durante las últimas dos décadas Microsoft ha gastado miles de millones de dólares comprando o invirtiendo en un veintena de compañías para obtener tecnología o presencia en mercados, pero a diferencia de las vertiginosas compras de Yahoo!, para la empresa de Bill Gates pocos de esos negocios ofrecieron grandes resultados.

Dell

Microsoft llegó a un acuerdo para prestar US$ 2.000 millones a Michael Dell y a la empresa de capital privado Silver Lake, para ayudar a financiar una oferta para que el fabricante de computadoras personales Dell deje de cotizar en bolsa, pero el negocio se ha demorado por la oposición de los accionistas.

Yammer

La empresa pagó US$ 1.100 millones el año pasado por el negocio de redes sociales Yammer, pero ha dicho desde entonces muy poco al respecto y no da a conocer sus estados financieros.

Nook

El año pasado Microsoft acordó invertir US$ 605 millones en el deficitario lector electrónico Nook y el negocio de textos de educación de Barnes & Noble durante cinco años. El vendedor de libros dijo en junio que dejaría de fabricar el Nook debido a que las ventas cayeron un 20%, siendo superado ampliamente por el líder del mercado Kindle de Amazon.com.

Skype

En mayo de 2011, la compañía firmó un acuerdo para adquirir a la compañía de comunicaciones por internet Skype por US$ 8.500 millones, un precio que se consideró alto en ese momento por los analistas. Microsoft dice que la demanda del consumidor está aumentando y que los ingresos de Skype aumentaron el último trimestre, pero dejó de dar cifras de usuarios este año y no divulga los estados financieros reales del servicio.

Yahoo!

Tras ofrecer comprar a la ex compañía de internet en 2008 por US$ 47.000 millones y ser despreciado, Microsoft firmó un acuerdo de 10 años para proporcionar a Yahoo! servicios de búsqueda en internet a cambio de una participación en los ingresos por publicidad. El negocio ha decepcionado a ambas compañías hasta el momento.

Danger

Según reportes pagó US$ 500 millones por el diseñador de teléfonos inteligentes, pero la mayor parte del personal se fue y dos años después Microsoft lanzó el desastroso teléfono Kin basado en modelos de Danger. El Kin debía atraer a la generación de Facebook de menos de 30 años, pero fue retirado del mercado en menos de dos meses por las débiles ventas.

Facebook

Anotó un gol con la compra por US$ 240 millones de una participación de 1,6% en la red social en 2007, que ahora tiene un valor muy superior y allanó el camino para la cooperación entre Facebook y el correo electrónico Outlook de Microsoft y el motor de búsquedas Bing.

aQuantive

Microsoft pagó US$ 6.300 millones en efectivo por la compañía de publicidad en línea en 2007, pero amortizó como perdidas la mayor parte en 2012, admitiendo que la inversión había sido inútil.

Great Plains/Navision

Las adquisiciones de estas dos compañías en el 2001 y 2002, respectivamente, sentaron las bases para el negocio del software corporativo de Microsoft y se consideran un éxito.

Bungie

La compañía pagó en 2000 unas decenas de millones de dólares por el estudio de juegos Bungie, creador del mega éxito Halo. Bungie eventualmente se separó de la compañía, pero Microsoft mantuvo la lucrativa franquicia de Halo.

AT&T

En 1999, Microsoft adquirió US$ 5.000 millones en acciones de la compañía de cable y telefonía AT&T Inc para conseguir acceso a los decodificadores para su software Windows. El negocio no ofreció el resultado deseado.

Apple

Microsoft invirtió US$ 150 millones en 1997 en la abatida Apple y se comprometió a fabricar software para la aún no popular Mac. El acuerdo puso fin a un largo enfrentamiento entre ambas compañías, pero podría decirse que salvó a Apple y la puso en el camino para que le superara financieramente.

Comentarios