Microsoft atenderá las quejas sobre Windows 8

Aunque no de manera explícita, la compañía de Bill Gates reconoció los defectos de su nuevo sistema operativo y dijo que lanzará una versión mejorada a los consumidores y empresas este año
Microsoft anunció el martes que corregirá y mejorará Windows 8 para atender las quejas y confusión que ha generado la versión más reciente de su sistema operativo, al que se responsabiliza en parte de haber profundizado el desplome en las ventas de computadoras personales.

La empresa dijo que proveerá una versión reajustada a los consumidores y empresas este año, es decir, la primera actualización de Windows 8 desde que fuera lanzado el pasado 25 de octubre. Los cambios, parte de un paquete de programas de cómputo al que se le dio el código Blue, son una admisión tácita de defectos en el nuevo sistema operativo, un reacondicionamiento radical del omnipresente sistema operativo de Microsoft.

Con la transformación que significó Windows 8, Microsoft esperaba tener una participación más prominente en el creciente mercado de dispositivos móviles conservando al mismo tiempo su dominio en computadoras personales, pero el diseño del nuevo sistema —que hace énfasis en mosaicos interactivos y controles táctiles— parece haber confundido a tanta gente como a la que impresionó.

Responsable


Una importante compañía de investigación, International Data, dice que Windows 8 contribuyó a una disminución de 14% en las ventas de computadoras personales a nivel mundial durante los tres primeros meses del año, la caída más grave que se tenga registrada con respecto al mismo trimestre del año previo.

Mientras tanto, la venta de smartphones y tabletas está repuntando. Los mayores beneficiarios han sido Apple y Samsung (este último vende la mayor cantidad de dispositivos que operan con el programa Android de Google).

Google se está beneficiando además de la popularidad de Android a través de un creciente tráfico inducido hacia sus servicios, lo que ha creado más oportunidades para que la compañía exponga publicidad por la que cobra.

En cambio, los principales fabricantes de computadoras personales —como Hewlett-Packard y Dell, que venden fundamentalmente máquinas operadas por Windows— atraviesan una crisis financiera que ha dañado sus acciones y suscitado dudas sobre su futuro.

A pesar de los indicios preocupantes, Microsoft insiste en que está complacido con el desempeño de Windows 8. La compañía con sede Washington dijo que se han vendido hasta ahora más de 100 millones de licencias de Windows 8, frente a aproximadamente 60 millones en enero.

Acerca del autor

Comentarios