Médicos noruegos siguen usando diskettes

En ellosl guardan la lista actualizada de sus pacientes

Cuando ya estábamos escribiendo acerca de la vuelta del casete como un dispositivo vintage, Noruega, un país del primer mundo, sorprende con una costumbre que al día de hoy es hasta graciosa: los médicos noruegos reciben todos los meses de parte del gobierno un nuevo diskette. En él guardan la lista actualizada de sus pacientes que se encuentran en el programa de salud nacional. La razón por la que ellos no usan CDs, pendrives, discos duros o incluso la nube es simple: los diskettes son más baratos, más rápidos y más seguros. Así lo narra en su blog Finn Espen Gunderson, quien trabaja en el programa de distribución de diskettes del país.

Gunderson dice que si bien la producción masiva de los diskettes se detuvo en 2010, algunos todavía son necesarios para algunas aplicaciones que fueron diseñadas en la década de 1990. "Es posible trabajar con diskettes a diario en 2015. De hecho, yo lo hago", escribió.

Sin embargo, continúa, en la última década se comenzó a usar un sistema seguro con base en internet, pero el problema se encuentra en que "muchos doctores aman sus diarios electrónicos basados en MSDOS y todavía no se han cambiado".

Pero el avance tecnológico está a punto de catapultarlos hacia el siglo XXI: el país nórdico dejará de entregar estos dispositivos el año que viene, forzando a los doctores que todavía no se pasaron al sistema online a hacerlo cuanto antes.

La razón por la que el gobierno ha entregado un diskette por mes a sus doctores radica en el sistema de salud de Noruega. Cada ciudadano puede elegir un doctor de cabecera al cual acudir por cuestiones de salud cotidianas, pero como pueden pedir un cambio en cualquier momento el gobierno precisa enviar continuamente a sus doctores la lista con sus principales pacientes.

Tal vez lo más curioso de este caso no sea el hecho de que utilicen un dispositivo que ya se creía extinto, sino la idea de que para usarlos, deben de trabajar en computadoras con lectores de diskettes, también descontinuadas hace unos cuantos años.