Masivo robo de cuentas de Gmail, Hotmail y Yahoo

Cientos de millones de nombres de usuarios y contraseñas son ofrecidos por un hacker a cibercriminales
Cientos de millones de nombres de usuarios y contraseñas de correos electrónicos y otros sitios son ofrecidos por un hacker a criminales en foros de Internet en Rusia, dijo a Reuters un experto en seguridad.

El descubrimiento de 272,3 millones de cuentas robadas incluyen una mayoría de usuarios de Mail.ru, el servicio de correo electrónico más popular de Rusia, y un número más pequeño de usuarios de Google, Yahoo y Microsoft, dijo Alex Holden, fundador y presidente de información de seguridad en Hold Security.

Tras eliminar duplicados, dijo Holden, el paquete de información contenía casi 57 millones de cuentas de Mail.ru, una gran parte de los 64 millones de usuarios mensuales activos de correo electrónico que Mail.ru dijo tenía a finales del año pasado.

Las cuentas de Yahoo Mail eran unas 40 millones, o un 15% de las 272 millones identificadas, mientras que 33 millones, o 12%, pertenecían a usuarios de Microsoft Hotmail, y 9%, o casi 24 millones, eran de Gmail, según Holden, que agregó que se hallaron miles de cuentas de proveedores de correo electrónicos alemanes y chinos.

Miles de otras combinaciones de usuarios y contraseñas robados parecían pertenecer a empleados de algunas de las compañías estadounidenses más grandes de los sectores bancario, industrial y minorista, agregó Holden.

"Esta información es fuerte. Está flotando por ahí en los bajos fondos y esta persona ha mostrado que está dispuesta a entregarla a personas que lo tratan bien", dijo Holden.

Tras ser informados sobre el potencial robo de cuentas de correo electrónico, la portavoz de Mail.ru, Madina Tayupova, dijo a Reuters: "Estamos chequeando si alguna de las combinaciones de usuario/contraseña corresponden a correos de usuarios y si están aún activas".

Un portavoz de Microsoft, en tanto, dijo que el robo de identidades online era una realidad desafortunada. Yahoo y Google no respondieron pedidos por declaraciones.
Fuente: Reuters