Más que un monumento nacional

La Intendencia de Flores junto a Unesco trabajan en un proyecto para declarar un cuarto del departamento como geoparque, concepto que abarca conservación, educación, cultura y turismo


Flores ya tiene un área protegida, la localidad rupestre de Chamangá, y en junio cumplió la última instancia legal para que se declare la segunda, la formación geológica Grutas del Palacio, en la categoría de monumento nacional. Sin embargo, el departamento va por más.

Un proyecto en el que trabaja la intendencia junto con la oficina de Unesco en Uruguay para declarar un cuarto del departamento como geoparque, un término que no solo abarca la conservación, sino también la educación, cultura y geoturismo.

Las grutas como vedette


Según Unesco, un geoparque es “un área nacional protegida que contiene un determinado número de sitios del patrimonio geológico de importancia particular según criterios de unicidad y estética”.

El geoparque de Flores abarcará sitios tan diversos como el antiguo pueblo Andresito, hoy bajo las aguas del Lago de la Represa de Palmar, y el parque de esculturas del artista Martín Arregui, en la entrada a Trinidad, así como también la Reserva de Flora y Fauna Rodolfo Tálice, las estancias turísticas y emprendimientos de olivares y esturiones de la región, entre otros.

Sin embargo, la principal atracción del proyecto serán las Grutas del Palacio, “una serie de afloramientos rocosos que, producto de la actuación de un proceso erosivo, produjo unas peculiares cavernas de considerable tamaño, que son visitadas por más de 8.000 personas anualmente”, según indica la propuesta para el Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

A su valor científico, el texto agrega el cultural, cuya principal prueba es su presencia en el escudo oficial del departamento.

De hecho, según la Dirección Nacional de Medio Ambiente, las grutas serán declaradas monumento nacional “en reconocimiento a sus relevantes características geomorfológicos que concitaron el interés de científicos nacionales y extranjeros”.

De Flores al mundo


“Cuando asumimos la administración, vimos que Flores era un departamento de paso. Así que con los departamentos de turismo y cultura comenzamos a trabajar para darle valor a las zonas patrimoniales y culturales”, dijo Beatriz Ríos, secretaria general de la intendencia.

Fue en este marco que conocieron la Red Global de Geoparques, una iniciativa que cuenta con el apoyo ad hoc de Unesco y que comenzó hace 12 años en Europa. Actualmente son más de 80 los geoparques alrededor del mundo, pero solo hay uno en Latinoamérica, más concretamente en Araripe, Brasil.
El país tendrá otro producto para ofrecer al turista”, dijo Denise Gorfinkiel, oficial nacional de programa de Unesco 

Si Flores llega a tiempo para presentar la iniciativa de Grutas del Palacio en el período de aplicaciones, entre octubre y diciembre de este año, y pasa todas las instancias de evaluación, el departamento con menor población de Uruguay podría tener el segundo geoparque de Latinoamérica.

Desde Unesco, Denise Gorfinkiel, oficial nacional de programa, explicó que Flores tiene varios puntos que definir y mejorar de miras a la creación de un geoparque. Los mismos van desde lo más genérico, como delinear la zona que abarcará esta área protegida, hasta colocar paneles explicativos en la zona conocida como “mar de piedras”.

El geoturismo


Además de la protección de los valores geológicos, naturales y culturales de la región, el geoparque tendrá como una de sus principales consecuencias el fomento del geoturismo, dijo Gorfinkiel.

Es que la integración de Flores a la Red Global de Geoparques funcionará como un sello de calidad para presentar la región al mundo. Una propuesta de geoturismo podría ser bucear por el pueblo Andresito inundado, imaginó Gorfinkiel.

En su opinión, “el país tendrá otro producto para ofrecer al turista”.

 



 


Grutas del Palacio


Las Grutas del Palacio se encuentran a unos 45 kilómetros al Norte de Trinidad. Se accede a ellas por la antigua ruta nacional Nº 3, que está asfaltada y en buenas condiciones, o por el kilómetro 236 de la actual ruta Nº 3, donde se debe tomar al Oeste por unos 6 kilómetros.

El sitio se localiza en un predio municipal cuya superficie es de poco más de 45 hectáreas. Según se explica en la web del proyecto Gestión de Patrimonio y Turismo Cultural de Flores: “Cronológicamente estas grutas presentan la peculiaridad que la sedimentación de las arenas ocurrió en el Cretácico Superior (hace unos 65 millones de años); la ferrificación que provocó su endurecimiento y coloración rojiza fue durante el Terciario temprano (hace unos 55 millones de años aproximadamente), siendo aún desconocido el comienzo del proceso erosivo que generó dichas cavernas”.


Comentarios