Más cerca del celular que se dobla como una hoja

Nokia presentó dos nuevos paneles que se pliegan a la mitad, un gran avance rumbo a los dispositivos de verdad flexibles
Cuando en octubre del año pasado Samsung se jactó de lanzar el primer celular curvo, muchos usuarios se sintieron estafados. Esperaban un dispositivo capaz de doblarse o enrollarse como una hoja para guardarse en el bolsillo. En cambio, el Galaxy Round mostraba apenas una curvatura horizontal y estaba lejos de ser flexible. Tampoco era irrompible, como se había especulado.

Cuando en el mismo mes LG lanzó su propio teléfono curvo, el G Flex (ver recuadro), quedó claro que estos dos celulares representaban un primer acercamiento al mundo de los dispositivos con pantallas flexibles y que todavía se estaba lejos del sueño de enrollar el aparato. Lo que había ocurrido era un teléfono descompuesto a tal punto que ambas compañías autoproclamaron su aparato como “el primer smartphone curvo del mundo”.

Sin embargo, esta semana Nokia reavivó la esperanza. En una conferencia en San Diego, Estados Unidos, la empresa finlandesa presentó dos nuevos paneles flexibles, una tecnología que potencialmente se podría emplear en diferentes dispositivos electrónicos.

Junto con el Laboratorio Semiconductor Energy y Advanced Film Device, Nokia lanzó un panel capaz de doblarse a la mitad como un libro y otro que se pliega en tres partes. Ambas pantallas son HD (1280 x 720 y 249 píxeles por pulgada, respectivamente), miden 5,9 pulgadas, y están fabricadas con diodo orgánico que emite luz.

Los dobleces en las pantallas presentadas por Nokia pueden alcanzar un radio de curvatura de entre 2 y 4 milímetros. A su vez, resisten doblarse hasta 100 mil veces antes de vencerse.

Si bien esta tecnología aún no se implementó en ningún dispositivo y Nokia no ha dicho en qué la usará concretamente, la compañía demostró que está trabajando en pantallas que sean literalmente flexibles, no solo curvas. Estas cargan con la promesa de crear dispositivos más prácticos y duraderos, sobre todo en el ámbito de la tecnología para vestir, donde serían ideales para aplicar en bandas y relojes inteligentes.

Por el momento, solo Samsung y LG sacaron al mercado sus smartphones curvos, algo que Nokia podría superar en breve.

 


LG G Flex, curvo pero no flexible


 

El primer smartphone de la compañía con pantalla cóncava llegó a Uruguay y puede adquirirse a partir de US$ 520



Si no podés ver el interactivo, acceder aquí.


Acerca del autor

Comentarios