Mapa en vivo de enfermedades

La aplicación Sickweather es un radar mundial con alertas para dolencias que van desde un resfriado común hasta el mortífero virus del ébola. Su cofundador y CEO, Graham Dodge, habla del éxito reciente
La expansión del ébola continúa captando atención y nervios a lo largo del mundo. Pero, donde millones ven un problema, la start-up Sickweather encontró una oportunidad para monitorear los brotes de enfermedades, desde alergias y malestares estomacales hasta el propio ébola, usando la información de las redes sociales.

Sickweather está capitalizando la manía de sobrecompartir información al monitorear las publicaciones sobre síntomas vinculados a la salud, como fiebre o tos, en Facebook y Twitter. La compañía luego los despliega en un mapa para mostrar dónde una enfermedad parece estarse expandiendo.

La firma, que tiene solo un puñado de empleados en su sede en Baltimore, Estados Unidos, recaudó US$ 350 mil el mes pasado de un grupo de inversionistas ángeles. Su cofundador y presidente ejecutivo, Graham Dodge, habló de la tecnología detrás de la aplicación Sickweather (gratuita para web, Android e iOS) y sus posibles implicancias para los funcionarios de salud pública.

 

¿Qué es Sickweather?

Sickweather es como un radar Doppler de enfermedades. Básicamente eso quiere decir que rastreamos enfermedades en tiempo real, para lo cual usamos datos que filtramos de las redes sociales. Es la primera vez en la historia de la humanidad en que somos capaces de hacer una tarea así de grande gracias a que la gente comparte sus síntomas a través de los medios de comunicación social.

 

¿Cómo funciona desde el punto de vista técnico?

Tenemos un sistema que está en proceso de ser patentado, el cual busca en las interfaces de programación de las aplicaciones de Twitter y Facebook. Eso nos da acceso a toda la información pública disponible en ellas. Es decir que no accedemos a información que está protegida por las configuraciones de privacidad.

Nuestro servicio dice: dame todos los tuits vinculados con resfriado. Luego filtramos eso a las personas que efectivamente están hablando de estar resfriadas. A continuación, gracias a las etiquetas geográficas, podemos colocar la información en un mapa en tiempo real y crear modelos predictivos sobre adónde viaja la enfermedad.

 

¿O sea que no solo indica dónde hay una enfermedad, sino también hacia dónde va?

Usamos modelos basados en datos históricos recolectados por nosotros, así como otros de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) para ver cuáles eran las tendencias previas en un área. Si encontramos que esta semana las tendencias fueron distintas, por ejemplo, podemos prever qué sucederá.

Esto se ve seguido con los virus estomacales durante la primavera y el verano. Por ejemplo, empieza en Washington DC, luego sube a Baltimore o baja a Richmond. Eso es muy común de ver en nuestro mapa. La explicación usualmente no es que la misma persona está reportando la enfermedad mientras viaja. Lo más probable es que, a medida que la gente va teniendo la enfermedad, comienzan a hablar de ello, por lo que mapeamos la red social de las personas que contraen la dolencia a medida que se expande.

 

¿Cómo pueden estar seguros de que la información en Twitter o Facebook es certera?

Las inexactitudes se desvanecen cuando los datos se miran en su conjunto. Puede haber algunos casos aquí y allá de lo que llamamos “falsos positivos”, o sea, gente que se autodiagnosticó erróneamente. Sin embargo, en su conjunto las tendencias emergen con precisión.

 

¿Cómo surgió la idea?

Hace tres años me enfermé por un virus estomacal y quería saber si estaba pasando algo similar alrededor mío o si me había intoxicado con comida. No había datos locales de los CDC o del departamento de salud comunal que me indicaran en tiempo real si había un virus estomacal circulando por donde vivía. Como antes había trabajado mapeando datos criminales, se me ocurrió que las redes sociales podían ser usadas como una fuente de información para estos datos.

 

Con todo lo que se está hablando del ébola, ¿la enfermedad ha aparecido en su radar?

No, y tampoco estamos buscando el ébola de forma activa en este momento. Estamos mirando los datos por cualquier señal que podamos usar para monitorear el virus. Pero, a pesar de todo el ruido que genera, no está tan expandido como el resfriado o incluso el enterovirus. Sería una señal muy débil para tratar de rastrear en países con casos escasos como Estados Unidos. Si se propaga aquí, vamos a seguirlo y tratar de proporcionar alertas tempranas.

 

De haber un brote de ébola, ¿cómo haría Sickweather para monitorearlo?

En una primera instancia, es probable que surja a través de los síntomas del ébola, como la fiebre alta y dolores corporales, los cuales desafortunadamente son muy similares a los síntomas de la gripe. Esos casos los comenzaríamos a superponer con los reportados de forma oficial. De esta forma, podríamos determinar dónde podría estar emergiendo el virus del ébola a continuación.

 


Uruguay y el mundo enfermos


 

El mapa en vivo de Sickweather se puede consultar tanto a través de su web como en las aplicaciones móviles. En esta semana en Montevideo, por ejemplo, era normal ver congestiones nasales, fiebre y resfriado común como las enfermedades polulando. No obstante, este servicio es particularmente práctico para los viajeros, en especial en tiempos de brotes tan peligrosos como el del ébola.


Populares de la sección

Comentarios