Malas noticias para el oso polar

Este jueves, la Convención sobre el Comercio Internacional de Fauna y Flora (CITES) rechazó por votación la propuesta para prohibir el uso comercial de este animal, con el respaldo de Canadá
En el inicio del proceso de votación de las nuevas medidas proteccionistas que se debaten en Bangkok, la Convención sobre el Comercio Internacional de Fauna y Flora (CITES) rechazó la propuesta para prohibir el uso comercial del oso polar.

El comité de la CITES votó el jueves mayoritariamente en contra de la iniciativa presentada por Estados Unidos con el respaldo de Rusia, y a la que Canadá se opuso por ser un país (el único) país que autoriza el comercio de pieles y otras partes de este plantígrado.

La iniciativa proponía pasar al oso polar del apéndice 2 de la CITES, que autoriza la caza y su comercio con restricciones, al apéndice 1, que prohíbe toda actividad comercial con las especies incluidas en este listado.

También fue rechazada la enmienda alternativa que presentó la Unión Europea, en la que proponía mantener a este animal en el apéndice 2 pero con restricciones adicionales, al obtener un apoyo mayoritario pero por debajo de los dos tercios de los votos necesarios para su aprobación.

Cuestión de votos


La propuesta europea incluía la creación de cuotas para cada subespecie de oso polar, la obligatoriedad de informar a CITES sobre la población y políticas de conservación y la posibilidad de controlar a estos mamíferos con microchips.

Grupos conservacionistas acusaron al bloque europeo de crear "confusión" con la enmienda y de impedir que se dotara al oso polar de una mayor protección.

"El resultado es que durante los próximos tres años se cazarán centenares, miles de osos, poniendo en riesgo a muchas de sus poblaciones, y esto será por culpa de la Unión Europea (UE)", dijo tras la votación Teresa Telecky, representante de Humane Society International.
El resultado es que durante los próximos tres años se cazarán centenares, miles de osos, poniendo en riesgo a muchas de sus poblaciones, y esto será por culpa de la Unión Europea", dijo tras la votación Teresa Telecky, representante de Humane Society International

La delegación europea defendió la presentación de su iniciativa como un intento de recabar un mayor respaldo para la defensa del oso, después de que su inclusión al apéndice 1 ya fuera rechazada en la anterior convención de Catar, en 2010.

"El resultado de la votación demuestra que la nuestra era una buena propuesta para lograr una mayor protección del oso polar que creemos necesaria", opinó Feargal Ó Coigligh, jefe de la delegación irlandesa, país que ocupa actualmente la presidencia de la UE.

La pérdida de hábitat debido al cambio climático es la principal amenaza que acecha al oso polar, cuya población mundial oscila entre los 20.000 y los 25.000 ejemplares que viven en zonas marinas heladas de Canadá, Estados Unidos, Rusia, Noruega y Groenlandia.

 


Otros protegidos


La del oso polar fue la primera de las 70 propuestas de modificación del grado de protección de especies de animales y plantas que se debaten en la reunión de Bangkok. Elefantes, grandes simios, halcones y el ciruelo africano, entre otras especies, también estarán sobre la mesa de debate. Estas votaciones deberán ser ratificadas por el plenario de la CITES en los dos últimos días del encuentro que concluirá el 14 de marzo.


Acerca del autor

Comentarios