¿Los videojuegos violentos provocan delincuencia?

Un estudio realizado a más de 5.000 adolescentes demostró que la exposición a una realidad virtual donde se cometen crímenes y asesinatos puede fomentar comportamientos riesgosos. Otros estudios indican lo contrario
Los videojuegos violentos que glorifican a personajes que se caracterizan por ser antisociales podrían aumentar en adolescentes el riesgo de delincuencia y otros comportamientos como el tabaquismo y el consumo de alcohol, señaló hoy un estudio estadounidense.

De forma general, estos juegos pensados para adultos parecen alterar la idea que los jóvenes tienen de sí mismos, lo que puede influenciar su ego en el mundo real, detallaron investigadores del Darmouth College, una universidad ubicada en New Hampshire.

La investigación fue publicada en Personality and Psychology, la revista de la Asociación estadounidense de Psicología. Un estudio de esta misma universidad publicada en 2012 ya mostraba que los videojuegos de este tipo podían incitar a los adolescentes a cometer imprudencias al conducir vehículos.

Contradicción científica


Sin embargo, hay otras investigaciones que lo contradicen. En julio de 2013, la revista Plos One publicó un estudio que probó varios juegos violentos, como el Grand Theft Auto IV, para medir qué tanto influían en la conducta de los jugadores y la conclusión fue que no producen un efecto negativo.

Otro estudio, también de 2013, constató que jugar durante una hora todos los días podía ayudar a mejorar habilidades cognitivas, como la búsqueda visual y la atención simultánea. Los videojuegos que según la investigación fomentan estas habilidades son los de acción y estrategia.

El estudio actual de Personality and Psychology "es importante porque sugiere que los videojuegos violentos podrían no sólo incitar a los adolescentes a tener comportamientos violentos sino también llevarlos a consumir alcohol y tabaco, tener comportamientos sexuales riesgosos, al igual que al conducir", explicó James Sargent, profesor de pediatría en el Dartmouth College, y coautor de esta investigación.
El estudio es importante porque sugiere que los videojuegos violentos podrían no sólo incitar a los adolescentes a tener comportamientos violentos sino también llevarlos a consumir alcohol y tabaco, tener comportamientos sexuales riesgosos, al igual que al conducir", explicó James Sargent, coautor de la investigación

Los jóvenes tienden a identificarse con los protagonistas de los videojuegos, destacó Jay Hull, del departamento de Psicología y Estudios Cerebrales de la misma institución, principal autor del trabajo.

"Somos lo que pretendemos ser y por esta razón debemos tener cuidado con lo que pretendemos ser", advierte. Para esta investigación, los autores estudiaron a más de 5,000 adolescentes estadounidenses elegidos al azar, que respondieron a una serie de preguntas telefónicas a lo largo de cuatro años.

Examinaron una variedad de factores, como el hecho de jugar a tres juegos violentos en los que se exalta el riesgo. Se trata entre otros títulos, de Grand Theft Auto, Manhunt y Spiderman.

Los investigadores constataron que juegos como estos estaban vinculados a una amplia gama de comportamientos riesgosos entre los jóvenes. Según ellos, explicaría en parte algunos cambios de personalidad, actitudes y valores vinculados a estos juego es que vuelven a los adolescentes más "más rebeldes".

Estos efectos fueron similares entre varones y mujeres y eran más pronunciados entre los que pasaban más tiempo jugando a este tipo de videojuegos, particularmente aquellos protagonizados por personajes inadaptados a la sociedad.

Acerca del autor

Comentarios