Los tres peligros de internet, según su creador

La privacidad, el auge de las informaciones falsas y el control de los gobiernos son algunas de las cuestiones que preocupan a Tim Berners Lee

Tim Berners Lee, el creador de internet, aprovechó el cumpleaños número 28 de la web para advertir de las tres amenazas que esta supone hoy en día. Cuestiones que si no se toman en cuenta podrán acabar con la plataforma que acuñó en 1989, poniendo en riesgo todo lo conseguido hasta el momento.

En una carta abierta, el creador expresa su preocupación por cómo se está utilizando internet e identifica tres nuevas tendencias que se deben abordar para que la web cumpla con su verdadero potencial.

Berners Lee, según escribe en la carta, la imaginó "como una plataforma abierta que permitiría a todas las personas, en todas partes compartir información, tener acceso a oportunidades y colaborar más allá de límites geográficos y culturales". Y aunque su idea representa uno de los más importantes avances de los últimos tiempos, no por ello está libre de críticas, inclusive para el propio científico.

La falta de control sobre el uso de nuestros datos personales, la incapacidad de detener las noticias falsas y engañosas y el mundo sutil y misterioso de la publicidad política son algunas de estas cuestiones. Un futuro que es sin duda preocupante, pero no irremediable.

Vale la pena leer cómo él mismo define estos tres peligros, pero lo que se puede concluir es que todas comparten un tema común: las grandes organizaciones sacando provecho del mundo complejo de la Red para sus propios beneficios, olvidando por completo de la seguridad del usuario.

A su juicio, hemos perdido el control de nuestra información personal; las empresas gastan millones en recopilar información para ajustar los anuncios y ofrecer contenidos específicamente adaptados a las características de una persona. Un usuario, aun sabiéndolo, no tiene manera de detenerlo, ni hacer nada al respecto: sus datos quedan almacenados fuera de su control.

Los gobiernos, no se quedan atrás, y también cuentan con el Big Data como un importante aliado, haciendo de la publicidad política una industria demasiado sofisticada y poco democrática. En las elecciones de Estados Unidos de 2016 hubo hasta 50.000 variaciones de anuncios en Facebook. Hay sospechas de que los partidos dirigen a los votantes a sitios de noticias falsas, comunicando cosas completamente diferentes, posiblemente contradictorias, a diferentes grupos.

Más transparencia

El punto de inflexión, según Berners Lee, sucederá cuando se empiece a luchar contra la desinformación y el alcance excesivo del gobierno, buscando un equilibrio justo en el control de datos -mediante tecnologías que permitan blindarlos- y nuevos modelos de negocios -suscripciones o micropagos-.

"Tal vez yo haya inventado la web, pero todos han ayudado a crear lo que es hoy en día. (...) Se ha necesitado de todos para construir la web que tenemos, y ahora depende de nosotros construir la web que queremos -para todos y todas", lee el último párrafo de la carta.