Los secretos de Avast

La firma de uno de los antivirus más populares construyó el centro de investigación en seguridad informática más grande del mundo inspirado en Silicon Valley; Cromo recorrió sus instalaciones
Con su reloj astronómico que data de 1490, su imponente castillo del siglo IX, un barrio judío que se mantiene en un estado impecable y el puente Carlos que nos retrotrae al medioevo, Praga es una de las ciudades más visitadas de Europa. Sin embargo, allí no todo tiene que ver con los Habsburgo, los husitas o con el escritor Franz Kafka. Y es que a tan solo 10 minutos de la plaza de la Ciudad Vieja, un nuevo edificio acaba de ser inaugurado. De sus 12 pisos, seis son ocupados por Avast, la firma de seguridad informática de origen checo surgida en 1988. La primera impresión al llegar a la nueva sede es ¿cómo pueden existir unas oficinas tan modernas en una ciudad que se caracteriza por su aire medieval?

"Con este centro de operaciones, Avast es la primera empresa en la República Checa que tiene el estilo arquitectónico propio de las oficinas de Silicon Valley y también la cultura de ese rincón de los Estados Unidos", explicó a Cromo Cristian Gallardo, country expert en América Latina. Este chileno radicado en Praga está feliz. Con orgullo enumeró las características del lugar, en donde trabajan más de 500 empleados, que equivalen al 90% de las personas contratados por la corporación, ya que el 10% restante se encuentra en distintas partes del mundo: "Contamos con grandes espacios comunes y no hay oficinas cerradas porque la idea es promover la comunicación entre los colaboradores y que seamos amigos. La empresa quiere que aquí estemos tan cómodos como en nuestras casas, por eso tenemos un restaurante llamado Canteen en donde todos comemos sin costo e incluso podemos recibir a invitados". La realidad está a la vista: en el buffet hay varios niños. Son los hijos de empleados que se han acercado con sus abuelos para que quien trabaja en Avast esté más tiempo con su familia.

Además, la empresa ofrece muchas actividades vinculadas con el esparcimiento, para favorecer las conversaciones de trabajo y los juegos, inspirada en firmas situadas en Silicon Valley, que son precursoras en ofrecer servicios similares, como Facebook y Google.

Otro dato: desde el empleado más raso hasta el CEO, todos comen en el mismo buffet, se sientan en las mismas mesas y hacen la cola para servirse el plato que desean, luego de elegirlo entre más de 30 opciones.

¿Qué pueden hacer los miembros del staff de esta firma checa, además de trabajar? Mucho. La sala de juegos cuenta con videojuegos, futbolitos, mesas de pool y ping-pong. Además, hay cine, gimnasio, biblioteca y un estudio de música con varios instrumentos. Durante el recorrido por los pisos asombra la limpieza y la impactante vista panorámica hacia la ciudad nevada.

El laboratorio

Según datos de diciembre de 2015 provistos por Opswat, Avast es el principal proveedor de antivirus del mundo con el 21,4% del mercado, que equivale a más de 230 millones de usuarios activos en todo el mundo. Le siguen Microsoft (19,4%) y AVG (8,6%).

El espacio en donde los programadores investigan el malware que circula por el mundo y buscan las soluciones para evitar o contrarrestar el ataque luce muy normal: escritorios blancos con muchas computadoras para realizar los tests y también hay varios smartphones con Android, ya que Avast también cuenta con antivirus para este sistema operativo, el cual puede descargarse gratis, al igual que la solución para PC.

"El hecho de contar con la mayor base de usuarios en todo el mundo nos permite detectar de inmediato cualquier irregularidad, para determinar cuál es la situación y encontrar la solución lo antes posible", contó Gallardo, cuya misión es adaptar la estrategia global de la compañía al mercado latinoamericano.

El recorrido por el edificio de Avast duró todo un día entre entrevistas, demos y, por supuesto, un momento para el esparcimiento. Varios empleados coincidieron con el relato del chileno al momento de describir a la compañía.

Actualmente, el negocio de Avast está integrado en el 70% por las soluciones de antivirus para hogares, mientras que el 30% restante tiene que ver con el segmento de dispositivos móviles y pequeñas empresas. Sin embargo, la tendencia es que ambos porcentajes tiendan a equipararse, a medida que el malware para móviles "continúe incrementándose", concluyó Gallardo.

Populares de la sección

Acerca del autor

Débora Slotnisky