Los perros lidian con las rabietas de sus dueños

Cuando detectan enojo simplemente evitan su mirada
El mejor amigo del hombre tiene una estrategia clara para lidiar con sus dueños enojados: mirar hacia otro lado.

Una nueva investigación demuestra que los perros limitan su contacto visual con humanos enojados, aunque tienden a sostener la mirada a otros caninos molestos. Los científicos sugieren que esto podría ser un intento de apaciguar a los seres humanos, que evolucionó a medida que los perros fueron domesticados y se beneficiaron al evitar conflictos con los humanos.

Para conducir estas pruebas, los investigadores de la universidad de Helsinki entrenaron a 31 perros para que se quedaran quietos frente a una pantalla de video. Fotos de caras (que mostraban expresiones amenazadores, placenteras y neutrales) aparecieron en la pantalla por un segundo y medio. Cámaras colocadas en la cercanía seguían los movimientos oculares de los perros.

Los perros del estudio se detuvieron más en los ojos de los humanos y de otros perros para presentir sus emociones. Cuando los perros miraban a los ojos de perros enojados, sus ojos se dirigían hacia la boca y se detenían ahí, tal vez para interpretar las expresiones amenazadoras. Cuando miraban a los humanos enojados, tendían a evitar su mirada.

Los perros podrían haber aprendido a detectar señales amenazadoras de los humanos y responder de una manera apaciguadora, de acuerdo con el investigador Sanni Somppi. Evitar los conflictos podría haber ayudado a los perros a desarrollar mejores lazos con los humanos.

Los investigadores también notaron que los perros escanean las caras para sentir el humor de las personas, en vez de detenerse en una característica puntual. Sugieren que esto indica que los perros no sienten las emociones de una sola facción, sino que juntan toda la información, como los humanos.

Los hallazgos fueron publicados en la revista científica PlosOne.

Fuente: Matt McFarland / The Washington Post

Populares de la sección