Los pandas mellizos chinos

Si bien la especie está amenazada de extinción, en la reserva natural de Wolong estos simpáticos animales se reproducen con éxito


Al nacer, pesaron apenas 154 gramos. Sin embargo, cuando se conviertan en adultos, llegarán a pesar unos 130 kilos.

Una pareja de osos panda gigantes nació la semana pasada en la  la zona protegida de Wolong, provincia china de Sichuan. Uno de ellos es una hembra, pero aun no se ha podido determinar el sexo de la otra cría, que nació 26 minutos después.

En Wolong viven más de 150 osos panda gigantes, una especie en grave peligro de extinción, debido entre otras cosas a la destrucción de su hábitat natural. Mientras que en estado salvaje apenas quedan 1.000 ejemplares viviendo en remotas regiones montañosas del centro de China, en esta reserva durante las últimas tres décadas nacieron 66 crías, con un alto índice de supervivencia.

De hecho, la madre de los pandas recién nacidos, Xi Mei, nació en Wolong en el año 2000. En 2005 y 2006 dio a luz a parejas de mellizos y en 2009 tuvo otra cría.

Solo en cautiverio


La supervivencia de las crías de panda mellizos solo se puede lograr en condiciones de cautiverio y con equipos de cuidadores expertos como los que, gracias al esfuerzo del gobierno chino y de la ONG WWF, tiene la reserva.

Tras un embarazo de cinco meses, la hembra puede parir uno o dos cachorros. En Wolong, en oportunidades anteriores exitosas con mellizos, los cuidadores alternaban a las crías, de manera que la madre no se diera cuenta del cambio y los criara y alimentara a ambos por igual.

Mientras uno estaba con la madre, el otro quedaba en manos de los cuidadores. Esto es lo que harán con los pequeños recién nacidos, que aun no tienen nombre.

Wolong es una de las siete reservas naturales y nueve parques paisajísticos ubicados en las montañas de Qionglai y Jiajin, que conforman el santuario del panda gigante de Sichuan, considerado Patrimonio de la Humanidad desde 2006 por la Unesco.

Gigantes sin pereza


Al nacer, las crías de panda no pueden gatear hasta cumplidos los tres meses. Nacen ciegos y su tono de piel es rosáceo. Luego, el pelo blanco crece, para finalmente dar lugar a las manchas negras que los hacen tan simpáticos.

Según explica National Geographic: "Es habitual ver a los osos panda comer relajadamente sentados en el suelo, con sus piernas traseras estiradas hacia adelante. Aunque den la impresión de ser sedentarios, trepan a los árboles con gran habilidad y son excelentes nadadores".

Los pandas gigantes pasan 12 de las 24 horas del día comiendo y se requieren 12,5 kilos de bambú para satisfacer la necesidad alimenticia diaria de tan solo uno de estos animales, cuya estatura promedio es de entre 1,2 y 1,5 metros.

Comentarios