Los otros orígenes de Batman

El exitoso videojuego "Arkham Asylum" tendrá su tercera entrega en octubre, titulada "Arkham Origins", donde el superhéroe es un joven que investiga los inicios del manicomio repleto de villanos


La adaptación de un lenguaje a otro siempre genera una polémica. En esencia, lo que se discute es si el espíritu de aquello adaptado se mantiene, si se ha sido fiel a la obra original. La traslación de los superhéroes a los videojuegos se ha limitado, mayoritariamente, a juegos de plataforma donde, con apenas variaciones de los poderes y acciones, los personajes van venciendo enemigos y adversidades a fuerza de golpe y porrazo.

Batman: Arkham Asylum no fue el primer juego en variar esta ecuación, pero sí fue de los más afortunados y efectivos al hacerlo. El juego diseñado por Rocksteady Studios en 2009 y distribuido por la propia Warner Bros. para Xbox 360, Windows y PS3 fue un éxito no solo por su carácter intrínseco de gran juego, sino por adaptar vívidamente el universo de Batman y, en particular, el sombrío escenario del manicomio Arkham.

Este loquero apareció en los cómics de DC en 1974 y fue creado por el guionista Dennis O´Neil en un claro homenaje al escritor H.P. Lovecraft y la ficticia ciudad de Arkham en Massachusetts, donde el estadounidense ambientaba sus historias.

Fue un mero mecanismo de donde los villanos se escapaban una y otra vez, hasta 1989, cuando se publicó la novela gráfica Arkham Asylum: A Serious House in a Serious Earth, de los míticos autores Grant Morrison y Dave McKean. La historia, que se vuelve inmediatamente en un hit, abreva mucho más del horror que del género de superhéroes. Es de este cómic –y de los subsiguientes relatos que la retomaron– de donde surge esta magnífica saga de videojuegos.

Un lugar de locos


Un lugar de arquitectura cambiante, herencia directa del crisol de creadores que contribuyeron en su elaboración en las historietas, el manicomio Arkham es antes que nada una casa del horror. Alberga a los peores dementes del universo batmaniano y entre ellos se destaca, por supuesto, el Joker o Guasón. En la primera entrega del juego, el usuario encarnaba a Batman y debía recorrer los distintos niveles del monstruoso loquero, deteniendo enemigos y solucionando el misterio que comprendía el plan del Joker, que aparentaba ser caos puro.

El éxito del juego fue brutal. La prestigiosa publicación GameRankings le dio 92% de aprobación, catalogándolo como “el mejor juego que haya existido”. Su particularidad de juego over the shoulder shot (algo así como “por encima del hombro”) le permitía compartir características de la primera y tercera persona, lo que hacía la experiencia de jugarlo por demás vívida. Ante el triunfo del título, Rocksteady no hizo esperar la secuela y Batman: Arkham City llegó en 2011.

La historia continuaba ahora en una nueva prisión, bautizada justamente Arkham City, cinco veces mayor al viejo manicomio, donde Bruce Wayne era encarcelado y su identidad como Batman, revelada. El millonario vengador debía sobrevivir a un enfrentamiento en clara desventaja contra una amplia mayoría de villanos.

Arkham City consiguió un éxito similar a su predecesor –fue elegido por el portal de espectáculos Metacritic como el mejor juego del 2011– y dejó en claro que había lugar para una tercera entrega.

Los orígenes


Anunciado para el 25 de octubre, Arkham Origins retrotrae a la fundación del manicomio, tal como su nombre lo indica. Paradójicamente, es el juego que más en común tendrá con la novela gráfica de Morrison y McKean.

En esta versión, será un joven Batman el que desenterrará los secretos que se esconden detrás de la fundación del manicomio y la historia terrible de su fundador Amadeus Arkham, quien, por cierto, terminó siendo un interno más de la institución.

El juego estará disponible para PlayStation 3, PS Vita, Xbox 360, Wii U, Nintendo 3DS y PC, a US$ 59,99. Tendrá una jugabilidad similar a sus antecesores, con una gran incorporación: el modo multiplayer online. Básicamente, ocho jugadores se dividirán entre ser uno de los dos héroes, Batman o Robin, ser uno de los tres villanos miembros del escuadrón del Joker o ser uno de los tres secuaces de Bane. Mientras que los buenos intentarán evitar el ataque de los villanos, los malos buscarán eliminar al equipo de “colegas” y recuperar puntos de control dentro de ciudad Gótica.

Las expectativas no podrían ser más altas.

 



 


Más juegos de superhéroes en 2013


 

Injustice: Gods among us

Claro competidor a juego del año, esta ucronía que imagina ejércitos de superhéroes y supervillanos enfrentados en un mundo de batallas uno contra uno revolucionó los juegos de pelea. El diseño único del universo de DC y sus personajes posiciona a Injustice: Gods among us como un relato por mérito propio.

Plataformas: PS3, Xbox, Wii U

Precio: US$ 59,99

 

Deadpool

El mercenario indestructible de Marvel ha tenido apariciones en series animadas y videojuegos, pero esta es la primera vez que posee el protagonismo. En el recién lanzado juego, mantiene la propiedad del personaje a la hora de romper la cuarta pared (habla directamente con el gamer) lo que desata la mayoría de las risas que Deadpool sabe provocar.

Plataformas: PS3, Xbox

Precio: US$ 49,99

 

Lego Marvel Super Heroes

También en octubre será lanzada una nueva variante Lego del juego de superhéroes de Marvel para los más chicos. Este año desarrolla una aventura propia que es tan entretenida y dinámica como lo han sido los juegos Lego (Batman, Star Wars) de siempre. También tiene su versión en muñequitos.

Plataformas: Windows,PS3, PS4, PlayStation Vita, Xbox 360, Xbox One, Nintendo DS, Nintendo 3DS, Wii U

Precio: US$ 49,99


Comentarios