Los otros campeones mundiales del fútbol

Los juegos FIFA y Pro Evolution Soccer organizan cada uno un campeonato por año, cuyos ganadores llegan a tener auspiciantes, representantes y hasta entrenadores. Cromo conversó con los últimos campeones de esta pasión de millones
El fútbol excede la realidad. La pasión que despierta el deporte más popular del mundo no solo se vive dentro de una cancha, sino también en el mundo virtual. Ya sea en la computadora, PlayStation o Xbox, el FIFA o el Pro Evolution Soccer (también conocido por el acrónimo PES y por el viejo nombre, Winning Eleven), los videojuegos más importantes del rubro, son practicados con la misma adrenalina que en un campo de juego o, como dicen los gamers, “en la vida real”.

Prueba de ese fanatismo son las dos personas que mejor juegan en ambas sagas. Cromo conversó con los campeones mundiales de FIFA y PES, quienes ganaron los torneos organizados por los respectivos fabricantes, EA Sports y Konami.

Los mejores


Bruce Grannec, un francés de 26 años, es el campeón mundial de FIFA 13, que se juega en PlayStation 3. Grannec es uno de los pocos profesionales en soccer games. En tanto, Pau Lara, un español de 17 años, es el mejor del planeta en PES 2012, la última competición que auspició la compañía japonesa en setiembre del año pasado. El torneo con la versión 2013 de la saga aún no tiene fecha.

¿Pero cómo llegaron ambos a este presente? Al igual que los astros del fútbol mundial, jugando desde muy pequeños.

“Empecé a jugar videojuegos de fútbol cuando tenía entre 5 y 6 años, con mis dos hermanos más grandes, quienes me enseñaron a jugar, al menos al principio”, bromeó Grannec.

El primer videojuego de fútbol que practicó fue Nintendo Soccer en el Family Game. Según Grannec: “era un juego medio loco, parecido al Capitán Tsubasa (el personaje del dibujo animado Supercampeones), con super tiros y cosas de esas”.

Lara empezó cuando tenía 8 años, varias generaciones más tarde, y lo hizo con el FIFA 2002. Luego, se pasó a la saga de Konami. Jugó todas las versiones hasta el actual PES 2013. “Me cambié al PES porque era el juego que tenían mis amigos”, contó.

 


Rutina virtual


Antes Grannec jugaba por placer, ahora lo hace de manera profesional. En setiembre terminó sus estudios de informática y está “totalmente dedicado” al FIFA.

En promedio, destina dos horas diarias a entrenar junto a Brak, su sparring-partner (y mejor amigo), es decir, quien le juega como oponente para ayudarlo a practicar. “Él me conoce perfectamente, por eso nunca es fácil jugar contra él”, contó.

El francés intensifica su entrenamiento cuando se acerca un torneo: “Ahí los entrenamientos pueden ser de hasta cinco horas por día durante dos o tres semanas”.
Muchas personas me hacían preguntas sobre mi manera de jugar, mis tácticas y mis formaciones. Entonces, decidí escribir todo en un libro simple que todo el mundo puede tener por un bajo precio”, contó Grannec

A tal punto se ha profesionalizado Grannec que no solo tiene representante, sino también un entrenador, Alan Zal Brin, y una agencia de relaciones públicas que se ocupa de su imagen.

Y eso no es todo. Hace poco protagonizó un documental, titulado La Máquina (apodo que se ganó por sus características como jugador), que puede verse por internet a  € 4. También realiza videos en Youtube con consejos sobre el juego y escribió un libro sobre tácticas y secretos para ganar, titulado Cómo llegar a ser campeón del mundo, que cuesta € 10.

“Muchas personas me hacían preguntas sobre mi manera de jugar, mis tácticas y mis formaciones. Entonces, decidí escribir todo en un libro simple que todo el mundo puede tener por un bajo precio”, contó.

Por su parte, Lara estudia bachillerato y su práctica diaria “depende” de en qué época del año se encuentre. “Cuando voy al instituto es menos de una hora al día. Cuando estoy de vacaciones, algunas más”, indicó.

Lo practica con sus compañeros, pero, como suele suceder en todos los grupos, hace prevalecer su superioridad. “Juego con mis amigos, pero se quejan de que siempre les gano”, aseveró.

Lara no ve posibilidades de profesionalizarse. “Es imposible vivir de jugar al PES, al menos en España. Casi no hay premios y los pocos que hay son de menos de € 100”, comentó.

Sus pergaminos


Los galardones del francés lo consagran, a esta altura, como el mejor de todos los tiempos. Su representante, Sasha, dijo a Cromo que es el único jugador del mundo que ganó mundiales de FIFA y PES.

En total, clasificó a siete copas del mundo, de las que ganó cuatro (dos en cada saga), dos veces salió segundo y una vez resultó tercero. “Siempre terminó por lo menos en el podio”, argumentó su representante.

Desde que la FIFA organiza un torneo oficial, en 2004, Bruce lo ganó dos veces, en 2009 y 2013, la última edición. Allí participaron 2,5 millones de jugadores en una temporada, el campeonato virtual con más gamers de la historia.

Mientras tanto, Lara, de Barcelona, sigue el camino de su país y del equipo del cual es hincha: ya ganó una liga española y se consagró en el último mundial. Su próximo objetivo es “ganar este año”, en la edición de PES 2013.

 


Sobre el juego


Que volantes por afuera, que mucha contención en la mitad de la cancha, que línea de tres, que línea de cuatro, que nueve de área. Hay innumerables estrategias que los jugadores de FIFA y PES eligen para jugar sus partidos.

El francés, al ser consultado por cuál es su táctica favorita, contestó con una evasiva: “Esa es mi gracia, supongo”, bromeó. De todas formas, admitió que para lograr un torneo necesita “fortaleza mental”: “Todos los jugadores tienen un nivel similar, y casi todos los partidos se ganan o pierden en mínimos detalles. Necesitás focalizarte 100% en eso, desde el primer segundo hasta el final del partido”, manifestó.
Todos los jugadores tienen un nivel similar, y casi todos los partidos se ganan o pierden en mínimos detalles. Necesitás focalizarte 100% en eso, desde el primer segundo hasta el final del partido”, sostuvo Grannec

En su película, Brak ratifica esta característica: “Creo que su apodo (“La Máquina”) es realmente perfecto porque él no muestra emociones normalmente. Cuando anotás un gol estás contento. Quizá perdés tu concentración después de un gol, pero ‘Spank’ (otro de sus apodos) no tiene emociones”.

Lara prefiere uno de los sistemas más tradicionales en el fútbol virtual, el 4-3-3, y “jugar al toque, haciendo muchos pases”. Un aspecto indispensable para conseguir el título fue, además de “jugar bien”, “mantener la calma”, además de “un poco de suerte”. Ese sistema táctico también se adapta al Barcelona, el equipo con el que simpatiza y con el que juega.

Grannec, en cambio, elige siempre al Real Madrid. “Solo por una razón: Cristiano Ronaldo. Él es simplemente extraordinario en el juego”, afirmó.

Lo irónico con la elección de ambos gamers es que Lionel Messi, del Barcelona, es la figura actual del FIFA, mientras que Ronaldo es la cara del PES.

¿PES o FIFA?


Como el decanato entre Peñarol y Nacional, la discusión de qué juego es mejor es uno de los temas más debatidos entre los fanáticos de los simuladores de fútbol, cuestión en la que difícilmente haya un acuerdo. De lo que más hablan los expertos para defender su postura es de la jugabilidad, más específicamente, de cuán cercano a la realidad está el juego.

Grannec y Lara tienen sus posturas. El francés hizo un repaso de lo que fue la década pasada: “Fui campeón mundial en el Pro Evolution Soccer 6 pero es difícil compararlo con el FIFA de ahora. Digamos que, hasta 2007, el PES era mejor que el FIFA. Luego, nos mudamos a la siguiente generación de consolas (Xbox 360 y PS3) y FIFA tomó el liderazgo, quizá definitivamente. Hoy el PES está muy lejos del FIFA y no estoy seguro de si serán capaces de recuperarse”.
Prefiero el PES porque es más jugable. Es más divertido, más directo, más rápido”, dijo Lara

En su opinión, son juegos “muy diferentes”, en los que “uno es el pasado y el otro es el futuro”.

El catalán expresó que el FIFA es “más realista”, pero defendió la versión de Konami: “Prefiero el PES porque es más jugable. Es más divertido, más directo, más rápido”, manifestó.

Gastón Casanova, uno de los vendedores de XUruguay, una casa que hace cinco años trabaja en el mercado, dijo a Cromo que FIFA 13 es el juego más vendido “por lejos” en el país, incluso más que cualquier título de otro rubro. “El único que se le puede acercar es el Call of Duty, pero igual el FIFA domina”, afirmó. Frente al PES, la proporción es de 80% a 20%.

En Game Stop, otro comercio con años de experiencia en el área, también se vende más el juego de EA Sports.

Sea cual sea el juego, el FIFA y el PES forman parte de jornadas maratónicas que jóvenes –y no tanto– disputan entre amigos en todo el mundo, causando alegrías, decepciones y paternidades. Y, ahora, dan lugar a una creciente profesionalización y dos competencias formales con campeones del mundo.

 


Pelo a pelo


 

A pesar de tener alta tecnología a disposición, EA Sports y Konami no siempre aciertan al momento de recrear el rostro de los astros del fútbol mundial. Aquí seis ejemplos de los recopilados por la revista oficial de PlayStation para Gran Bretaña.

 

1. Luis Suárez. A priori parecería fácil de ilustrar, pero ninguno de los juegos acierta en el rostro del uruguayo.


2. Andrés Iniesta. El primero no se parece y el segundo podría ser el español en versión zombie.


3. Arjen Robben. En FIFA parece 10 años menor de lo que es realmente el delantero holandés.


4. Mario Balotelli. Es el futbolista que mejor hicieron ambos juegos, aunque la cresta rubia ya no la use.


5. Wayne Rooney. Si Iniesta era un zombie, aquí Konami hizo un elfo. EA exageró con lo tupido del cabello.


6. Carles Puyol. La diferencia es más sutil en este caso: está en el peinado más o menos salvaje del catalán.



Comentarios