Los orígenes de seis símbolos tecnológicos

Una breve reseña de cómo surgieron algunos de los símbolos más presentes en el día a día, como el de "power", "play" y Bluetooth, entre otros


 

En la Segunda Guerra Mundial los ingenieros usaban el sistema binario para catalogar botones individuales: “1” era “encendido” y “0” significaba apagado. Como una derivación de ello, en 1973, el círculo partido por una línea pasó a representar “energía”.

 



 

El símbolo de play no es original del mundo de la computación, aunque tampoco se conoce su origen a ciencia cierta. Lo seguro es que apareció a mediados de 1960 como una forma de indicar la dirección hacia dónde debía ir la cinta en una casetera.

 



 

Bluetooth debe su nombre y simbología al rey danés del siglo X, Harald Blatand, un gran conocedor de los arándanos que, justamente por eso, tenía un diente siempre azul. De hecho, el primer símbolo de Bluetooth tenía forma de diente y era de ese color.

 



 

Dicen que el “arroba” data del siglo VI, cuando los monjes lo usaban para el latín ad (“en” o “hacia”). Pero fue en 1971 cuando el programador Raymond Tomlinson lo utilizó para separar el nombre de usuario del de la dirección de la red.

 



 

Nada menos que el tridente del dios Neptuno inspiró al símbolo del USB. Las puntas fueron sustituidas por un triángulo, un cuadrado y un círculo, para representar los diferentes dispositivos que se pueden conectar usando el estándar.

 



 

Susan Kare propuso este símbolo para la tecla de comando en el teclado de las Mac, ante la negativa de Steve Jobs de usar una manzana en los teclados Apple. El símbolo también se usa en los campamentos suecos para señalar un lugar de interés.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios